Imprimir

El GT-R se las lleva

No hay nada más divertido y práctico que ver los drag race de Top Gear en internet, son sencillos, objetivos y dinámicos, además brindan toda la información posible con respecto a los autos que compiten, en este caso, un BMW M4, un Nissan GT-R y un Lexus RC-F.

Está claro que el precio del GT-R está por delante del lujoso japonés y el sofisticado alemán, pero ese precio compensa el mayor nivel de torque y caballos de fuerza, los que le permiten salir sin problema por delante de los otros deportivos.

Por otro lado, el encuentro entre el M4 y el RC-F fue más beneficioso para el BMW que para el Lexus, quedando éste en el tercer lugar de la prueba.