Camiones medianos: un sueño de 5 toneladas

Los camiones medianos son la nueva tendencia para facilitar los requerimientos de las empresas. Aquí te contamos por qué deberías animarte por uno.

Para mejorar la eficacia del transporte de mercancía en el interior del país necesitas tener un vehículo que pueda enfrentar a todas las adversidades del terreno y el clima que encuentres en tu camino. Podrías animarte por otras categorías, pero en Nitro creemos que si lo que buscas es una amalgama entre capacidad y movilidad, un camión mediano es para ti.

¿Cuál es la diferencia?

Los camiones medianos están en la clase 4, 5 y 6 (es decir con un GWVR que los categoriza entre 5 a 7 toneladas) de más tonelaje ya son clase 7 y 8. Este segmento tiene una denominación que en otros países se les conoce como 'delivery truck', porque son camiones que circulan por la ciudad para reparto de mercancía, orientándose al segmento de entrega de bienes.

En su gran mayoría, utilizan motores diesel que suelen ir entre los 2 mil y 3 mil cc. Son motores medianos, no son motores grandes como los que utilizan los camiones pesados, por lo que llevan desde 10 mil a 11 mil cilindradas. Tienen un rango que empieza desde los 80 o 160 caballos y entre 4 a 6 cilindros.

¿Por qué un camión mediano?

Uno de carga ligera te permitirá transportar tu mercadería sin problemas por la ciudad. Un camión pesado podrá tener un gran tonelaje, pero es demasiado grande para un constante movimiento metropolitano. El balance perfecto: un camión mediano, cuyo tránsito por la ciudad y también para trayectos interprovinciales será el adecuado y que, como plus, puede soportar una carga desde 5 a 7 toneladas. Recuerda que el conductor deberá contar con una licencia A-IIIb.

La economía de combustible

Los nuevos camiones medianos vienen con tecnología EURO 3 y EURO 4 en sus motores, por lo que va a consumir casi lo mismo que un camión chico, pero con más tonelaje; es decir que va a poder llevar más mercancía con el mismo costo que tendría el gasto de un camión liviano.  A más capacidad de carga, generará mayor rentabilidad, producción, mayor capacidad de negocio, puede llevar más carga a distintos puntos y va a consumir lo mismo que uno chico que tiene una tolva muy pequeña.

Versatilidad

Pongamos el ejemplo que tenemos un camión pesado, para que sea rentable el viaje se tendría que esperar que el camión se llene y conseguir cargas de distintos proveedores, de distintas empresas y un viaje interprovincial recién será rentable. A eso sumémosle que el camión grande consume más combustible, además de repuestos, llantas, aceite en mayor frecuencia. Sus costos de mantenimiento son mucho más altos y en muchos casos no corresponde la relación costo-ganancia. En cambio, un camión mediano con dos o tres cargas cubre los costos de mantenimiento y operativos, además un bajo consumo de combustible. Esta característica se conoce como versatilidad, que puede hacer mucho mejor el trabajo con los mismos recursos que un camión liviano y hacerlo más frecuente que un camión pesado.

Empresas de mensajería metropolitana tienen al menos un camión mediano en su flota, porque para sus recorridos no necesitarían tener una gran cantidad de mercancía para empezar su recorrido y además asegura más volumen de entrega y es que para muchas necesidades, esta puede ser una fabulosa alternativa por la versatilidad, economicidad y eficiencia.

Una tendencia al alza

El sector de camiones medianos es uno de los segmentos que más ha crecido en los últimos años según los análisis publicados de distintas marcas.

Un aspecto que ha incrementado la venta de estos es el crecimiento de la industria de construcción y del acero. El auge del boom inmobiliario ha requerido también de transporte para la envergadura de los materiales de construcción. Ambos requieren la capacidad de un camión con estas características.

Para el transporte interprovincial de elementos con rapidez y confianza, un camión mediano es la respuesta, por ello el aumento de su uso en el sector retail, pues necesita soluciones que suministren de mercadería los distintos supermercados y grandes cadenas de centros comerciales en la mayor rapidez y con el menor costo operativo posible. Y no solo eso, para el transporte de verduras, frutas, un camión mediano es muy útil.

Entonces, ¿qué esperas para tener un camión mediano en tu flota?