Foto: Clásicos al volante
Las empresas fabricantes apuestan en tecnología para la reducción de posibles siniestros viales.

Sepa cuáles son los sistemas de seguridad que deben tener los buses para evitar accidentes

Las compañías de transporte, choferes y pasajeros, juegan un rol necesario si nos referimos a seguridad vial. Por tal motivo, empresas fabricantes apuestan en tecnología para la reducción de posibles siniestros viales.

Las industrias automotrices ofrecen diversos sistemas de seguridad, como el Sistema de Gestión de Flotas que almacena la información mediante sensores y la envía a un server, con la finalidad de que el administrador de la flota pueda hacer seguimiento total a los vehículos, evaluando el desempeño del conductor y a las rutas establecidas por viaje.

Existen, además, otras tecnologías que son indispensables en los buses interprovinciales, como el Control Crucero Adaptivo. Este, es un sistema que permite que el bus instaure una distancia determinada con el vehículo que tiene por delante. De tal manera, es por los sensores laterales y frontales y a una cámara ubicada en el parabrisas, que se obtiene seguro entre ambos vehículos.

Otro instrumento útil es la Alerta de Cambio de Carril, que consiste en una cámara especial ubicada en el parabrisas del bus y en sensores que identifican cuando el auto entra en contacto con las líneas del camino. Una vez el sistema halla el error, alerta al conductor, a través de una vibración en su asiento, para así corregir la desviación retornando a su carril.

Una situación de emergencia o una velocidad impropia pueden causar inestabilidad en el vehículo, para ello está el Programa electrónico de estabilidad que aumenta ampliamente la seguridad de conducción, ya que está diseñado para marchar en caminos mojados o resbaladizos, donde se suele girar demasiado o muy poco, y en caminos secos, en los que el riesgo principal es de vuelcos causados debido a un exceso de velocidad o curvas con pendientes adversas.

Mientras que, con el Frenado de Emergencia Avanzado, el bus se equipa con una cámara y sensores que permiten detectar automáticamente la presencia de un elemento delante del vehículo. De esta forma, el bus avisará al chofer que debe frenar y, si fuera necesario, la unidad posee la capacidad de parar por sí sola.

Fuente: Scania



Derechos de autor © 2009 - 2019 Nitro! es marca registrada de Visual Art.