En esta aventura, como antesala hacia lo que fue el Dakar 2009 Argentina - Chile, el viajero  Nitro nos narra la increíble aventura; sumergiéndonos, junto a él, la inolvidable experiencia.

Desperté muy temprano,  entusiasta para alistar maletas, reviso bujías, llantas, motores,  música y parlantes. Arranco. "Piso nitro" rumbo al Dakar 2009. El viaje es largo, y hay que hacerlo divertido. Enrumbamos por la Panamericana Sur, y muy temprano en la mañana amanecimos  en  Tacna, nos dimos tiempo para desayunar, que bien podría constituir un almuerzo: Cuy Chactado con picante a la tacneña. 


 

Subcategorías

El Desafio Inca se instala en la provincia de Pisco, donde los impresionantes sitios naturales son numerosos. Estos presentan también la historia milenaria del lugar, que dejó testimonios sin igual en el mundo, como las líneas de Nazca. ¡Estamos aquí también en la tierra natal de un conocido cocktail!

Paracas
Estamos a 200 kilómetros al sur de Lima. La ciudad, muy querida por los viajeros que hacen etapa allí para recorrer la reserva nacional de Paracas, cuyos sectores protegidos van a ser naturalmente evitados por el rally. Este sitio natural se extiende sobre 335 000 hectáreas, cuya mayor superficie, al borde del mar, se denomina la península de Paracas. El contexto extremadamente favorable para el desarrollo de especies marítimas, hizo de ella una zona de observación privilegiada para los leones marinos y las otarias. Para explorar el pasado, hay que luego tomar altura (como los cuantiosos pelícanos y gaviotas que frecuentan el lugar), para observar al conocido Candelario de Paracas. Este geoglifo de casi 200 metros realizado en el desierto, probablemente más reciente que los que fueron trazados por los Nazcas, habría sido dibujado para servir de punto de referencia a los marinos.

El desierto de Ica
La región de Ica, de la cual depende administrativamente la provincia de Pisco, propone más bien majestuosas extensiones, que el Dakar simplemente percibió. Su territorio, que se extiende en más de 21 000 km2, una superficie que se aproxima por ejemplo a la de Bélgica, el desierto impone su rigurosidad y su belleza a las ciudades a las que se llega. Pilotos o simples viajeros, los turistas encuentran allí la ocasión de descubrir grandes cordones de dunas, y se benefician por ejemplo con la tranquilidad del oasis de Huacachina. Por último, en el sur de la región hay que dejarse deslumbrar por las líneas de Nazca, las formas geográficas de varios kilómetros, trazadas en el suelo en la era pre incaica, y únicamente visibles desde el cielo.

http://www.desafioinca.com/