El calor: el enemigo común de los pilotos del Dakar

El calor: el enemigo común de los pilotos del DakarNada lo detiene, nada lo controla. La naturaleza es el torturador de aquellos que se atreven a enfrentarse a sus dominios y la desafían. El sol abrasador de los desiertos argentinos no sólo merma el físico de los competidores, también afecta su ánimo, cordura y concentración, y por el momento, ya cobró una víctima que estuvo a un paso de la muerte.

Al experimentado piloto francés Sebastien Coue, no le bastó la experiencia para afrontar el terrible calor (más de 50º) en la pampa y desierto argentino, y sufrió una hipertermia severa, cayendo inconsciente de la moto. Su exposición directa a los rayos del sol y el traje puesto que aumenta la temperatura, hicieron efecto en su performance y se desmayó en plena carrera. Su estado aún está en observación. Los pilotos de autos sufren igual o más calor.

Según la directora médica del Dakar, Florence Pommerie, esta edición "no es muy diferente a otros en cuanto a clima y accidentes", pero lo que si hay "son muchos pilotos que subestimaron al Dakar, muchos expertos que no saben cómo es la hidratación ni cómo correr acá". Aconsejó a los pilotos "beber mucho y parar para controlar", y por lo menos ingerir entre 5 a 6 litros de agua por día.

Es que cuando la temperatura asciende a los 45°C de sensación térmica, como fue en San Juan, o a 60°, como sucedió en El Nihuil, la hidratación pasa a ser un tema clave, según expresó el piloto argentino Pablo Busín."Llevamos agua pero llega un momento que se termina y, entonces, cada 200 kilómetros tenemos que parar a buscar para tomar algo", relató.

"Es fundamental para nosotros la comida y la hidratación previas y post a la competencia; además de que lo primero que buscamos cuando llegamos es el agua, siempre intentamos tomar algo frío. Fundamental también es el descanso; tenemos que descasar mucho sino después lo sufrís", continuó.

El Dakar pone a prueba la paciencia, la resistencia y los límites tanto de los pilotos como de los vehículos. La cuarta etapa de hoy que comprende el enlace San Juan – Chilecito, será mucho más exigente por las temperaturas que sobrepasan los 40 grados. Muchos se retirarán, otros se quedarán. Es el precio que hay que pagar para llegar a Lima intacto.



Suscríbete a nuestra newsletter