La extenuante labor del copiloto en el Dakar
En este informe se exhibirá la labor de los copilotos

El rol del copiloto en el Rally Dakar

La tarea de copiloto es una de las más extenuantes en el rally más difícil del mundo.

El papel de un copiloto en el Dakar es guiar al piloto con los datos que la organización proporciona al equipo.

De esa manera, cada día, al llegar al campamento por la noche, la organización entrega el roadbook del día siguiente y el trabajo del copiloto es preparar ese roadbook, el cual da indicaciones de las direcciones, y las trampas del camino.

David Castera, copiloto de Cyril Despres y Team Peugeot Total, hace referencia de ello. “No tenemos mapas, lo único que tenemos es esto, la biblia para nosotros es este roadbook con kilometrajes parciales”.

Además, señalo lo siguiente. “También, tenemos un Tripmaster, aparato que nos permite de visualizar los kilometrajes que se incrementan gradualmente y que se reinician al pie, ya que a cada nota se hace un reset para conseguir el kilometraje parcial, que es la distancia entre cada nota.

Por otra parte, Jean Paul Cottret, co-piloto de Stephane Peterhansel, indicó que los pilotos cuentan con sistemas de líneas y flechas para dar las direcciones e indicar los peligros. “Tenemos tres tipos de riesgos: Riesgo 1, Riesgo 2, Riesgo 3. El peligro 3 es el más alto, cuando pasamos uno de ellos, el auto está prácticamente parado”.

De la misma manera, Lucas Cruz, informó que lo más peligroso es no conocer bien el roadbook u la pista, y también anunciar los peligros demasiado tarde.

Por ello, David Castera menciona que algunas veces, todo va muy rápido, lo cual dificulta el manejo en las vías. “Lo más difícil para nosotros es cuando las notas están muy cercas, por ejemplo, aquí tenemos una nota a 400m, la siguiente está a 200m, entonces aquí hay que anticipar las notas. Por eso utilizamos mucho los colores”.

Cabe resaltar que los códigos de colores nos permiten ser más rápidos, ya que ayudan a llegar a la esencia de las cosas, con el fin de asegurar que el piloto pueda andar a buen ritmo y entienda lo que está sucediendo.

“Hay que entender que el piloto es completamente ciego, y todo lo que se le dice, lo va a hacer. A veces cuando tenemos palabras para ciertas cosas y que las uso para otras cosas si le hablo del paisaje por ejemplo esto lo puede desconcentrar”, afirma el copiloto del Team Peugeot Total.

Una anécdota de ello lo da Cyril Despres, él cual expresa lo siguiente: “Yo solía visualmente mirar mi roadbook cuando estaba en moto, ahora ya no lo tengo y sólo la información que oigo en mi casco hará que conduzca más despacio, que acelere, que frene en el lugar correcto. Este nuevo vocabulario se asimila poco a poco y obviamente hacemos pequeñas correcciones”.

Finalmente, Sebastián Loeb hace una reflexión total sobre la función principal del copiloto. “El copiloto necesita razonar aun más de lo que solía hacer, como cuando leía las notas que le dictaba. Así que aquí tiene que anticipar un montón de cosas, entender casillas del roadbook que no está acostumbrado a ver.

Todo ello, es lo que hace un piloto para un Dakar, como se observa es una tarea sumamente complicada, la cual debe llevarse con responsabilidad y mucho cuidado, ya que cualquier descuido puede conllevar a catástrofes en el difícil camino del Perú.