¿Qué es el Kartismo para niños?

Conozca todo sobre una de las disciplinas que se preocupa por incentivar la pasión por el mundo automovilístico en los más pequeños.

Conozca todo sobre una de las disciplinas que se preocupa por incentivar la pasión por el mundo automovilístico en los más pequeños.

Los carritos se han convertido en el regalo por excelencia que se les obsequia a los niños; estos prototipos a escala, siempre ha generado grandes emociones en los pequeños quienes disfrutan simular historias mientras le dan vida a este juguete por los tapetes y pisos de su hogar. Pero se ha preguntado si su hijo ¿tiene el potencial para llegar a ser un futuro piloto profesional? 

El karting es una modalidad que por excelencia se preocupa por la formación de futuros pilotos, es aquí donde debutan los aspirantes que desean ser automovilistas de competición desde edades tempranas como los 4 años. Así mismo, esta es una disciplina del automovilismo que se practica con karts sobre circuitos llamados kartódromos, que tienen entre 600 y 1700 metros de longitud.

La buena noticia es que actualmente en Lima, existen escuelas que se preocupan por incentivar en los niños el amor por el mundo automovilístico de manera responsable y divertida; como es el caso de Baby Kart, una escuela dirigida por el piloto Kevin Langschwager, quien cree en el gran potencial que pueden tener los más pequeños; es por ello que detectó la necesidad de crear un semillero donde se puedan cultivar las futuras estrellas del automovilismo peruano.

 Actualmente Baby Kart, cuenta con dos sedes; una en la Chutana, lugar donde corren los chicos que tienen un nivel más avanzados; quienes asisten constantemente a prepararse y a explotar sus talentos automovilísticos. Y, por otro lado, trasladó su plan de acción al Boulevard de Asia, donde se dictarán clases a menores entre los 4 y 7 años que deseen pasar sus vacaciones de verano aprendiendo y explorando sus habilidades para el karting de manera divertida.

Las clases tiene una duración de 2 horas aproximadamente, donde 45 minutos se dedican a tener una sesión en pista y el tiempo restante se les enseña sobre técnica y responsabilidad al volante. Por otro lado, se les recomienda a los padres confiar en la seguridad que prestan estos profesionales del motor y sobre todo a entender que el principal objetivo es inculcar en sus hijos que estas máquinas no son juguetes, sino vehículos apasionantes donde se deben aprender y aplicar reglas de conducción de manera responsable. 

Suscríbete a nuestro boletín

Log in

create an account

fb iconLog in with Facebook