Ciudadanos haciendo cola en el Corredor Rojo

Los cinco corredores complementarios representan menos del 10% de las rutas concesionadas

La implementación de cinco corredores (azul, verde, morado, rojo y amarillo) se llevó acabo para ayudar al ciudadano en su transporte diario y eliminar, poco a poco, las empresas vehiculares informales. Por lo contrario, ha hecho que la informalidad crezca aún más, según indicó Julio Rau Rau, presidente de la Corporación Nacional de Empresas de Transporte (Conet).

En ese sentido, los corredores complementarios representan menos del 10% de las rutas que constituye el Sistema Integrado de Transportes (SIT) de Lima y Callao, por lo que la Autoridad de Transporte Urbano (ATU) debe trabajar en la concesión de más del 90% restante, estimó la ONG Luz Ámbar.

Sin embargo, la Conet estima que debería presentar un nuevo plan de reordenamiento, en la cual incluyan una nueva licitación para los corredores complementarios actualmente operativos, de esta manera contemplar la concesión del 100% de las rutas.

“Se han generado largas colas, estos corredores hacen que la gente tome más de un bus para llegar a su destino y por lo tanto pague más, lo que ha incentivado la informalidad”, declaró el presidente de la Conet.



Derechos de autor © 2009 - 2019 Nitro! es marca registrada de Visual Art.