Imprimir

Ecclestone cumple los 81 en su 'capricho' indio

No quería actos extraños esta vez Bernie Ecclestone, que paseaba por el paddock del nuevo circuito indio como un jubilado enseñando los tomates de su huerto a los amigos con los que juega al mus en el hogar de la tercera edad.

El británico, el gran jefe de la Fórmula 1, el presidente y CEO de la Formula One Management (FOM) y Formula One Administration (FOA) es la máxima autoridad en el Gran Circo, el Supremo, como le llaman los ingleses.Y ayer cumplía 81 años.¿Demasiado mayor para este negocio? "No me pienso retirar", advertía desafiante a quien le preguntara.

Bernie, que hace tiempo soñaba con la expansión mundial de la F-1, estaba ayer ante uno de sus caprichos, un gran premio en India. Y estaba muy satisfecho: "Creo que es una de las mejores pistas del mundo. Es simplemente soberbia. Yo la compararía a Turquía, pero aún más interesante, con desniveles y un trazado que a los pilotos les encanta. No he escuchado quejas de ninguno aún. Este trazado, además, cumple con todas las medidas de seguridad y es algo que me hace estar muy feliz. Hubo algunos rumores hace un par de semanas sobre si estaría a tiempo la pista, pero yo nunca he dudado de que estaría lista".

Esperemos, por el bien de los indios, que su gran premio dure algo más que el turco con el que lo compara el inglés, porque el próximo año desaparece del calendario. Mientras, claro, como todos nos sumamos a la felicitación del octogenario jefe. Felicidades, Bernie.