Imprimir

El triunfo de Rosberg aboca a Schumacher a un papel secundario

SchumacherEl papel secundario no encaja en absoluto en un heptacampeón mundial. Sin embargo, el histórico triunfo de Rosberg para Mercedes alejó los focos del "Kaiser" en los días previos a la carrera en Bahrein.

El constructor alemán celebró el éxito del "muchacho de oro en flecha de plata" con anuncios a toda plana en varios periódicos tras su victoria en Shanghai, la primera de un piloto de Mercedes desde hace 57 años.

"Me alegro por él", dijo Schumacher, de 43 años, tras seguir como espectador gran parte de la exhibición de Rosberg en China, donde tuvo que abandonar por un problema en una rueda mal ajustada.

"Es bueno para él, bueno para el equipo. Ha trabajado duro por ello y se lo merece", dijo hoy Schumacher sobre su compañero.

Sin duda, Schumacher se muestra mucho más comedido en su segunda etapa como piloto desde su retorno en 2010. Pero tener que felicitar constantemente a su rival de equipo va en contra de su forma de ser.

El motivo principal de su vuelta a las competiciones fue ganar con un Mercedes y a ser posible conquistar el octavo título de su carrera.

Pero ahora Schumacher debe contestar constantemente a la pregunta de por qué su compañeero de equipo, 17 años más joven, es más rápido que él. Los dos años anteriores, Rosberg terminó el Mundial delante del veterano campeón, ganó 32 de los 41 duelos de clasificación y logró los primeros podios del refundado equipo Mercedes.

Precisamente cuando parecía que Schumacher dominaba mejor el nuevo auto y se aseguraba su papel de figura principal, Rosberg replicó con un perfecto fin de semana en China."Un gigantesco día de locura", describió el alemán de 26 años sus sensaciones al diario "Bild"."Todod fue perfecto", recordó hoy.

El jefe deportivo de Mercedes, Norbert Haug, con fino sentido de la situación, respaldó a Schumacher: "Hoy en día todo el que fue critico con Schumacher sabe lo importante y acertado que fue contratarle".

"Los puestos de salida de Michael en 2012 muestran una tendencia: cuarto en Australia, tercero en Malaisia, segundo en China", enumeró Haug. En Shanghai, "Schumi" era segundo detrás de Rosberg antes de abandonar.

Sin embargo, 41 carreras seguidas sin subir al podio han sometido a una dura prueba la paciencia del siete veces campeón mundial. A fin de temporada expira su contrato de tres años. Hasta mediados de 2012 no se espera la decisión de si prolonga o no.

"Todo está en el aire", dijo hace poco el jefe de equipo, Ross Brawn, sin dejar de alabar a Schumacher: "Un fantástico piloto y un fantástico miembro del equipo".

Sin embargo, Mercedes ya ha encontrado un hombre para el futuro. A finales de la temporada pasada, Rosberg firmó un nuevo contrato de larga duración.