Así se restaura la pintura de un Porsche 911

El desarrollo del repintado se convierte en toda una pesadilla sobre todo para el dueño.

El proceso minucioso de preparación para quitar la pintura de un coche en mal estado que puedes hasta descubrir que tu coche tiene tres capas de pintura debajo.

Los procesos químicos que tienen lugar durante el repintado son como de otro planeta, como si la pintura tuviera vida propia.
Dentro de la ardua tarea que supone restaurar un coche, el de acabar con la pintura en mal estado es de los pasos más complejos, como estás a punto de comprobar. Lo primero que hay que hacer es proteger los bordes para que nada pueda colarse por debajo del capó.

Después, se vierte un producto específico que acaba con la pintura y se cubre con un plástico para acelerar el proceso. Tras 10, 15 minutos, luego de repetir el proceso tres veces, se descubre que el Porsche había pasado hasta tres veces por un repintado.


Fuente: Motor Pasión