Imprimir

Nuevas pruebas en el caso Uber

A un año del accidente en donde un coche autónomo de Uber, mató a una mujer que cruzaba la pista, han surgido nuevas pruebas que depararían una sentencia a la internacional empresa de servicios.

Según la agencia de noticias estadounidenses, Bloomberg, el coche autónomo de la empresa Uber, contaba con fallas de software, que le impedían detectar peatones imprudentes, que crucen sin señalización alguna.

Para ello, la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte (NTSB) en Estados Unidos, declaró que el vehículo tenía diversos errores en la seguridad de su sistema y diseño, pero aún no se especifica la causa concreta del suceso.

El accidente ocurrió en marzo del año pasado, una mujer de 49 años, identificada como Elaine Herzberg, fue embestida por el coche autónomo en una carretera de Arizona. Ninguno de los transeúntes pudo reaccionar a tiempo ante el accidente.

Herzberg manejaba con su bicicleta por un tramo con poca iluminación en la carretera, y fue arrollada cuando cruzó sin existir un cruce peatonal. Las autoridades que fueron a su auxilio, percataron que el sistema de conducción del auto detectó el peligro 5.6 segundos antes del coche, pero fueron clasificados como ‘objetos’ y no como una vida, lo cual demuestra la deficiencia del coche para evitar desgracias.

Antes del mencionado accidente, la NTSB indica que entre el 2016 y 2018, los autos autónomos de Uber fueron partícipes de 37 accidentes de tránsito, solo en sus pruebas. La mayoría de ellos fueron por la débil percepción del peligro al transitar.

Sarah Abboud, portavoz de Uber, menciona que su empresa valora la minuciosidad de la investigación y que la empresa adoptó mejoras a priorizar (aún más) la seguridad y rigurosidad del sistema de sus coches.

Las autoridades de la NTSB, se reunirán el próximo 19 de noviembre, para finalizar el informe del caso y dar una respuesta clara. Definitivamente, la sentencia dará la vuelta al mundo.

, , , , , , ,