El sindicato de la UAW ha entrado en huelga.
General Motors, la empresa que recortará su personal en transición a la producción eléctrica.

Se espera un recorte de trabajadores a base de la apuesta por los Autos Eléctricos

Gerenta general de reconocida marca fabricante estadounidense, con la decisión de apostar por el futuro eléctrico de los automóviles, estaría mostrando que sucederá con los grupos de trabajadores en el resto de compañías.

General Motors, al igual que otras compañías automotoras como Daimler o Volkswagen, quieren dar el salto a la llamada gran alternativa del combustible. No es secreto para nadie que los autos eléctricos se están imponiendo en distintos rincones del mundo, y su distribución ya está a la orden del día. Pero el enfoque, en este sentido, va dirigido al cambio que generaría en las plantas de motores y transmisiones, con respecto a los empleados.

El optar por un grupo más pequeño de trabajadores en fábricas impecables y mayormente automatizadas que mezclarían substancias químicas para hacer baterías, es algo que ha sido consiente la directora de GM, Mary Barra. La empresaria indica que su compañía quiere un futuro completamente eléctrico. Incluso, está en sus planes administrar una gran base económica para desarrollar 20 modelos eléctricos que se puedan vender a nivel mundial para el año 2023.

El sindicato de la United Automobile Workers (UAW) no es ajeno del tema y de inmediato han iniciado una huelga en contra de la empresa. Un total de 49 mil empleados han decidido cerrar las fábricas con el fin de asegurar antes su futuro.

Se espera que se pueda resolver toda clase de problema interno, ya que está en los planes de la marca construir una fábrica de baterías en Lordstown, Ohio.