Desmontaje y montaje del bloque de motor

Para manipular esta pieza del motor se necesita seguir al pie de la letra las instrucciones del fabricante o la del taller, debido a que un mal ajuste podría afectar el funcionamiento del motor.

Desmontaje y limpieza

Cuando desmontamos nuestro bloque, siempre debemos observar en su desmontaje fugas de agua o aceite, así como buscar elementos metálicos depositados en el cárter, una vez desmontado. Estos nos darán pistas para saber el alcance del estado del motor. A continuación, debemos seguir el despiece, y es allí donde el orden de desmontaje será muy escrupuloso, fijándonos primero si los apoyos de cigüeñal y pies de bielas están marcados, y si no fuera así, marcar a nuestro gusto (puntos, números) orden y posición de apoyos de bancada, biela, orden de cilindros, etc., y así no equivocarnos al montar todos los elementos.

La limpieza del bloque será también un punto muy delicado y su estado dependerá del cuidado que hayan tenido los antiguos propietarios del vehículo, así como la calidad de las fundiciones. Es muy común encontrarse bloques de fundición de hierro con montones de incrustaciones en los pasos de agua, debido a la utilización de agua común o bloques de aluminio corroído por el mismo motivo. En el caso del hierro podremos utilizar ácido sulfúrico, solución caustica o cepillos para limpiar, y en el del aluminio limpiadores específicos de aluminio. Esta limpieza debemos hacerla con el bloque totalmente "pelado" y los tapones del bloque extraídos.

Montaje del bloque

Para el montaje utilizaremos la máxima limpieza y pulcritud en el orden de montaje. A menos que la rectificadora haya hecho bien el trabajo, el orden y cuidado al montar el conjunto se traducirá en prestaciones y finura de conducción. Todo el conjunto del bloque tiene unas especificaciones de par de aprietes de los tornillos dadas por el fabricante del motor, los cuales son absolutamente necesarios respetar. Normalmente estos serán apriete de cuellos de bancada, pie de biela y volante motor.

Estos estarán en kg/cm2 o lb/ft. Según motor, aun casi siempre es así salvo excepciones, se montará el cigüeñal y posteriormente los pistones con las bielas desde el plano superior. Los aros se montarán en el pistón siguiendo pulcramente las especificaciones del fabricante del pistón y normalmente levarán dos o tres aros y el de engrase. Ocasionalmente nos encontraremos motores donde los pistones entrarán por la parte inferior, lo cual se traducirá en el montaje inicial de pistones y bielas, y posterior de cigüeñal.

Sea cual sea el orden, lo importante también es la lubricación inicial de los componentes, los cuales siempre recomiendo aplicar con lubricantes específicos de montaje de motores. Estos lubricantes protegerán el motor de los primeros instantes de funcionamiento del motor, en los cuales el aceite no recorrió todos los pasos de lubricación. Posteriormente se montará la bomba de aceite, distribución, culata, etc.