¿Por qué es importante el filtro de aceite?

Sabemos que dar seguimiento al sistema de lubricación del auto ayuda a su óptimo funcionamiento, pero más allá de sustituir el líquido es necesario también cambiar el filtro de aceite.

Como todo buen conductor, de seguro siempre respetas los tiempos de dar mantenimiento a tu vehículo según lo establecido por el fabricante. Y atendiendo a esto, una de estas revisiones que se realizan periódicamente es la del equipo de lubricación, en el cual hay que poner atención a todas las partes que en él influyen, incluyendo el filtro de aceite, el cual no recibe tanta atención como el propio líquido.

Cambiar el filtro del aceite también es importante porque representa, al igual que el cambio del aceite, uno de los seguimientos que garantizan la buena funcionalidad del motor del vehículo. Podríamos incluso decir que tiene aún más relevancia, por eso a continuación te presentamos por qué es imprescindible no olvidarlo.

El aceite que está dentro del motor reduce la fricción que se da entre las partes móviles, lo que ayuda a atenuar su desgaste, y así, prolongar la vida útil del propulsor. Con un aceite en buen estado, los componentes funcionarán más eficientemente.

Principalmente, el filtro de aceite tiene la función de proteger la mecánica del auto eliminando las impurezas que en ocasiones se encuentran flotando en el lubricante. Estos residuos son partículas que provienen de la combustión o de fragmentos mecánicos que surgen del rozamiento de algunas partes internas.

En caso de que el filtro de aceite no esté funcionando, o esté trabajando deficientemente, será imposible que retenga en su interior los residuos mencionados anteriormente, y con esto, el motor podría sufrir severos daños. Entre las consecuencias de un filtro en mal estado encontramos una mecánica de más bajo rendimiento, un carburante que consume más y un acelerado desgaste en algunos elementos.