reemplazar los discos de embrague de tu moto

Como reemplazar los discos de embrague de tu moto

Los discos de embrague, funcionan deslizando unas piezas contra otras, debido a esto tarde o temprano se desgastarán, pero arreglar esto es muy sencillo

 La función de un embrague es muy simple, aísla el movimiento del motor de la rueda trasera. Esto gracias a la serie de discos que están juntos y rozan unos contra otros, de esta forma se obtiene un movimiento constante, para que este proceso deje de ocurrir solo se deben separar, esta separación es muy sencilla, solo se necesita apretar la maneta del embrague, cuando se hace esta acción, debes empujar los muelles que están apretando y de esta manera los discos se separaran o como mínimo dejaran de estar tan apretados.

¿Cómo sabemos cuándo cambiar los discos?

Darse cuenta de esto es completamente intuitivo, cuando se suelta el embrague y nuestra moto tarde en reaccionar, como si lo hiciéramos de manera lenta. Ese es el momento para tomar la decisión de reemplazar los discos de embrague.

Lo primero es sacar el cable de la Leva de embrague. Se tiene que aflojar la contratuerca dejando la ranura donde se puede sacar el cable, luego se debe desatornillar y extraer todos los tornillos de la tapa del embrague. El paso siguiente es remover los tornillos que presionan los muelles del embrague, siempre haciéndolo con un patrón de cruz.

Extraer los discos es sencillo si tenemos en el exterior los de ferodo, si este no es el caso debemos ayudarnos de un alambre, ten en cuenta que todos pueden ser iguales o podrías llevar dos discos de papel prensado para evitar vibraciones en la salida.

Comprobando los discos

Si los de metal están colorados y los de ferodo están con un color negro y olor a quemado, se tienen que cambiar. Aunque los de ferodo tengan un aspecto adecuado pueden estar desgastados y es bueno hacerles pruebas, se deben dejar los discos de ferodo al menos 4 horas en aceite de motor, luego de esto debemos colocar todo en el mismo orden que los sacamos, colocamos la tapada de presión, muelles y tornillos. Es recomendable apretarlos con la llave dinamométrica, limpiamos la superficie de contacto de la tapa, para luego poner la junta nueva y el empujador de la placa de presión. Introducimos la varilla de la leva, después atornillamos los tornillos, los apretamos bien y colocamos el cable