Tito De La Flor: el último mohicanoSi observamos la lista de inscritos para la XLI edición de Caminos del Inca, no hay duda que Eduardo de la Flor Samanez, es el piloto más experimentado de la parrilla de salida; su primer Gran Premio lo corrió en 1973 y desde esa época, hasta la actualidad, siempre le sedujo participar en la prueba madre de nuestro automovilismo.

Eduardo “Tito” de la Flor, tiene dos épocas en el Gran Premio, la primera corriendo en autos de turismo, se inició compitiendo en un BMW, luego lo hizo con un Datsun, también corrió con un Mazda 323 y a partir del 96 con un Toyota Corolla, coche que le entregó dos victorias de la categoría, uno de ellos peleando el triunfo de la general con Ramón Ferreyros (97).


 

Es uno de los gestores de esta tradición automovilística, ha ganado en siete oportunidades los Caminos del Inca con autoridad y ahora la cuadragésima  edición de la competencia lleva su nombre, como homenaje a lo hecho por el deporte automotor. Nos referimos al mítico Henry Bradley.

Es uno de los gestores de esta tradición automovilística, ha ganado en siete oportunidades los Caminos del Inca con autoridad y ahora la cuadragésima  edición de la competencia lleva su nombre, como homenaje a lo hecho por el deporte automotor. Nos referimos al mítico Henry Bradley.

1.- ¿Qué significa para usted la competencia de los Caminos del Inca?

Henry Bradley: Es parte de mi vida. Tras participar en un campeonato en Argentina traje la idea de los Caminos del Inca. Con “Nicky” Alzamora preparamos la ruta y luego él la materializó.

2.- ¿En qué evento de la Argentina participó?

HB: Participé en el gran premio argentino (1962). La prueba tenía más de cuatro mil kilómetro.  Termine cuarto en la categoría y séptimo en la general tras correr ese premio traje toda la idea de hacer algo similar. Si ellos tienen una carrera de este tipo, porqué nosotros no podemos tener esta clase de eventos, cuando tenemos una cordillera imponente y  poseemos de  mejores condiciones.

3:- ¿Cómo fue el primer trazado para los Caminos del Inca?

HB: En los primeros trazados realizado se concibió ir  por Puno y Tacna, pero se descubrió que entre estos tramos no había comunicación, los vehículos desaparecían por espacio de tres a cuatro horas. Por esa razón,  decidimos que bajen por Arequipa. Finalmente quedó delineada las etapas que son Lima – Huancayo – Ayacucho – Cusco –Arequipa – Lima.

4.- ¿Cómo ha evolucionado con el pasar del tiempo el certamen?

HB: Todo  evoluciona y la competencia en sí ha cambiado. Las poblaciones aumentan, también ciudades crecen ahora es necesario hacer enlaces (especiales) en las zonas de Huanta, Abancay y Andahuaylas. Cuando nosotros corríamos  por esos lugares no existía nada de especiales y manejábamos de manera continua.

5.- ¿Cuál fue el secreto para coronarse como campeón de los Caminos del Inca en siete oportunidades?

HB: Pues las ganas y claro tener un buen auto. La clave radica en la preparación del auto adaptarlo para la superficie, quien logra eso tiene ganada la competencia.

6.- ¿Qué tan complicado era en ese tiempo la prueba?

HB: Todo tiene sus complicaciones, antes las etapas eran largas, el camino con asfalto se terminaban en Matucana, la etapa de Ayacucho – Cusco lo hicimos en 9 horas 26 minutos sin parar a toda máquina. Todo tenía sus bemoles en nuestro tiempo la dificultad no sólo era el piloto sino también el camino. Ahora el obstáculo principal son los pilotos, ya que hay carreteras en buenas condiciones, trazados cortos y especiales.

7.- De las siete pruebas que ganó ¿Cuál fue la más reñida?

HB: En la primer edición pelee duramente con Curt Goerge, lo curioso de aquella edición fue que en esa edición no ganamos ninguna etapa. En cada etapa terminábamos segundos o terceros. El puntero tuvo problemas en la última etapa y fue ahí donde aprovechamos ese error.  La más difícil y peleadas que también tuve con Alfredo Verni que se accidentó en Arequipa, esa fue una de las más reñidas “rueda a rueda”. Fue tan reñida la cosa que en la etapa Ayacucho – Cusco nunca perdimos contacto visual.

 

 

8.- ¿Qué sensación le produce que esta edición de los Caminos del Inca lleve su nombre?

HB: La verdad me siento me feliz. Agradezco infinitamente a Eduardo Dibos y a la directiva del Automóvil Club Peruano (ACP), siempre es bueno homenajear en vida a las personas.

9.- ¿Su hija Susan está ya lista para la competencia?

HB: Si esta con ganas por comenzar la prueba, en el último rally su co-piloto fue Ricardo Dasso ya que necesitaba un reporte objetivo de la performance de mi hija. Ricardo me dijo que Susan está apta para participar en los Caminos del Inca y yo le di luz verde para que participe.

10.- ¿Qué consejos le viene dando a su hija?

HB: Le estoy dando cuarenta mil consejos (risas), hablo con ella  constantemente sobre todo en  el ritmo de carrera,  hay muchas cosas que tiene que hacer y  otras que no debe hacer por precaución.

11.- ¿Se anima a volver a una de estas competencias?

HB: No nada que ver, mi físico ya no da. Quizás me subiría para dar unas cuantas vueltas, pero para competir ya no.

 


  • Lima - Huancayo: se da la partida oficial de la carrera, es la más corta de duración y los vehículos suelen completarla en menos de dos [[hora]s, alcanzando en la zona de Ticlio los 4800 msnm a tan sólo 40 min de la partida. Actualmente la Carretera Central, por donde se desarrolla esta etapa, está asfaltada en su totalidad.
  • Huancayo - Ayacucho: durante varios años se corrió por la zona de La Mejorada, caracterizada por su profundo abismo que conduce al río Mantaro, pero desde el 2003 se retomó la ruta por Pampas y Churcampa, siendo un tramo duro de tierra a más de 4000 msnm en casi todo su recorrido hasta llegar al puente Mayocc, a unos 2000 msnm y donde la pista mejora considerablemente hasta el pueblo de Huanta, para luego llegar a Ayacucho en una carretera recientemente reasfaltada.
  • Ayacucho - Cusco: es la etapa más larga no en kilometraje sino en horas de manejo. Los coches parten de Ayacucho a las 6.00 y están arribando al Cusco al promediar las 17.00, luego de detenerse en Andahuaylas y Abancay para reabastecimiento de combustible, cambio de neumáticos o cualquier reparación eventual. La ruta, que es de tierra hasta Abancay, contempla una gran cantidad de quebradas, con bajadas de montaña peligrosas y cortes de camino realizados por camiones de carga durante sus viajes, los cuales son utilizados por varios participantes para ganar tiempo, aunque en los últimos años se ha estado trabajando en controlar el uso de estos atajos. Desde Abancay hasta Cusco la carretera es completamente de asfalto, siendo un tramo muy sinuoso pero de bellos paisajes.
  • Cusco - Arequipa: Es la etapa de tierra más veloz de la competencia, debido a las excelentes rutas que posee, principalmente por la manutención de las empresas mineras sobre éstas. Pero no es completamente de grava, dado que se parte de Cusco con asfalto por 80 km hasta la localidad de Pomacanchi, luego viene un largo tramo de tierra, que atraviesa los pueblos de El Descanso y Espinar, y la ruta empalma en Imata con la carretera proveniente de Juliaca, la cual está totalmente asfaltada hasta Arequipa.
  • Arequipa - Lima: Son casi 1000 km de puro asfalto en la Carretera Panamericana Sur, pasando por los pueblos de Camaná, Nazca e Ica. Es la etapa más rapida de la competencia debido al altísimo promedio de velocidad que se desarrolla, ya que en su mayoría son rectas de varios kilómetros donde los autos más veloces sobrepasan los 250 km/h y los no tan veloces aún así bordean los 200 km/h. En el tramo de Cerro Azul a Lima (el último de la prueba) los vehículos parten en parejas, a manera de "drag" o "pique", regalando un último espectáculo antes de la llegada.

En la edición 2010 Tiene una variación en honor al piloto fallecido en el 2009 Abraham ortega.

Rally caminos del inca 2010 por Juliaca


Me preguntaron cuál era el elemento primordial para ganar la última fecha de TS2000 el año pasado; y respondí- “Ser constante y cuidar el auto” Y sobre lo último comentaré en esta humilde columna sobre mi pasión: el mundo de los fierros.
La constancia, es una de las virtudes intrínsecas que el piloto obtiene con la experiencia. Por otro lado, se encuentra la relación entre el piloto y el auto. Técnicamente es el buen armado del auto. 


Página 7 de 7

Copyright © 2009 - 2019 Nitro! es marca registrada de Visual Art. Todos los derechos reservados.