El primer automóvil en Perú
Imprimir

El primer automóvil en Perú

El primer automóvil en Perú fue un Gardner Serpollet que llegó en el año 1898, tenía 5 caballos y funcionaba a vapor. Curiosamente jamás estuvo en Lima, sino que transitó por Áncash. Fue traído por barco desde Francia para servir en una mina.

Llegó a Lima por encargo del ingeniero Arthur Wertheman, este vehículo fue diseñado por el francés Leon Serpollet, pionero en la fabricación de motores a vapor para vehículos. El automóvil marca Serpollet fue hecho por encargo, y traído en cajas hasta Huaraz, en donde fue ensamblado.

El Serpollet estaba armado en una fuerte carrocería de metal hecha por la entonces metalúrgica francesa Peugeot. El motor fue el primero en funcionar a 4 200 m.s.n.m. Funcionaba por medio de un caldero, el cual hacía hervir el agua que impulsaba sus cuatro cilindros. Contaba con dos asientos puestos de frente que podía transportar tanto carga como pasajeros.

“El generador a vapor Instantáneo” patentado por Serpollet en 1887 constaba de un caldero externo puesto en la parte posterior del auto. Destacaba por su tamaño compacto, el bajo consumo de agua, rápido encendido e ínfimo riesgo de explosión.

Arthur Wertheman, nacido en Suiza, trajo también el primer camión al país, de la marca suiza Berna. Fue además la primera persona en gozar de electricidad en el Perú, empleando el mismo carbón que usaba su automóvil.

Debieron transcurrir cinco años para que llegue a Lima el primer vehículo. Impulsado también a vapor, el Locomobile fue traído por Ricardo L. Flores en 1903.

León Serpollet rediseñó el motor a vapor junto con su hermano Henry y patentó su motor para automóviles. Asiduo a las carreras, en 1902 supera los 120 km/h en uno de sus vehículos. Lamentablemente fallece de cáncer en 1907, terminando con él toda intención de seguir trabajando el motor a vapor.

Fuente: Asociación Museo del Automóvil Colección Nicolini