Estructura del freno

Benefecios del sistema de freno

Para frenar se necesita absorber la energía cinética producida en su desplazamiento. Esto se realiza por fricción entre dos piezas como son las zapatas o pastillas de freno, y la otra móvil, que pueden ser los tambores o los discos de freno.

El sistema de freno, permite controlar el movimiento del vehículo, llegando a detenerlo si fuera preciso de una forma segura, rápida y eficaz, en cualquier condición de velocidad. Para inmovilizar el vehículo, se utiliza el freno de estacionamiento, este debe cumplir los requisitos de inmovilizar al vehículo en pendiente, incluso en ausencia del conductor.

El peso tanto de las cargas como del vehículo es un factor de riesgo importante en los camiones en términos de frenado. Por ello, es especialmente aconsejable realizar ciertas acciones de mantenimiento preventivo para conservar el sistema de frenado del camión en su punto óptimo durante el mayor tiempo posible. 

El desgaste que se produce en las frenadas debido al rozamiento de la zapata contra el tambor, hace que aquellas queden cada vez más separadas, lo que supone un mayor recorrido muerto en la acción de frenado.

TIPOS DE FRENOS

Para corregir esto se debe realizar un reglaje periódico de los frenos, que consiste en aproximar las zapatas al tambor lo máximo posible, pero sin que llegue a producirse el rozamiento entre ambos. Asimismo, tenemos tipos de frenos de aire y el moderno sistema Antilock Brake System (ABS).

Todos los sistemas de frenos de aire usan la presión para que funcione cuando se pone el pie en el pedal. Este se almacena en varios tanques de presión y un compresor lo presuriza en el motor del camión. La mayoría funcionan a 685 Kpa, 99.5 PSI o 6.85 BAR de presión.



Derechos de autor © 2009 - 2019 Nitro! es marca registrada de Visual Art.