Silla de Seguridad

La importancia de las sillas de seguridad en los automóviles para proteger la vida de los niños

Los niños son los pasajeros más vulnerables dentro del vehículo. Por ello, es fundamental la utilización de asientos adaptados a su peso y talla. Si los niños van sujetos de manera adecuada, se reduce el riesgo de que sufran alguna lesión ante pequeños golpes o accidentes más graves.

El Isofix es un sistema de seguridad que permite simplificar la operación de anclar la silla de los niños de forma segura al vehículo, evitando errores de montaje, tensado o de retención cuando lo hacemos mediante el cinturón de seguridad.

La mayoría de las sillas para niños están dotadas de unos anclajes que se enganchan en unos conectores metálicos soldados o atornillados a la carrocería. Los enganches del Isofix van situados en los asientos posteriores de tu vehículo, entre el respaldo y la banqueta, en las dos plazas exteriores. 

Contar con un método de protección de anclaje que regula en forma universal la instalación de una silla de seguridad infantil, reduce los riesgos de errores en el uso, sobre todo en momentos de grandes tensiones, como en un frenazo o en un impacto.

El asiento trasero es el lugar más seguro para un niño, no obstante, otra de las grandes equivocaciones a la hora de transportar a un bebé en el coche es llevarlo en brazos. Un niño sin sujeción adecuada, multiplica por cinco las posibilidades de sufrir lesiones mortales.



Derechos de autor © 2009 - 2019 Nitro! es marca registrada de Visual Art.