Revísalos antes de ir a visitar a la familia, ir de compras o salir de viaje.

Sillas para niños y los anclajes ISOFIX

Revísalos antes de ir a visitar a la familia, ir de compras o salir de viaje.

Se acerca la navidad y fin de año y seguramente tomaremos nuestro auto con toda nuestra familia a bordo para ir de visita, de compras o salir de la ciudad en un viaje. Pero si algo no podemos dejar de lado es la seguridad de los más pequeños. Los autos vienen cada vez mejor equipados para proteger a sus pasajeros, pasajeros adultos, con bolsas de aire por todos lados, barras de seguridad, etc. Sin embargo, los niños que pesan menos de 20 kilos podrían resultar mal sujetos por los cinturones de seguridad, como sostiene Latin NCAP, y por su pequeño tamaño podrían salir dañados durante un fuerte freno o una colisión.

Para esos casos, la mayoría de autos modernos vienen adaptados con anclajes ISOFIX que se encuentran invisibles para el conductor promedio, pero están soldados en una barra de las sillas entre el asiento y espaldar. Parecen solo unos cuadrados soldados a una barra, pero sirven de punto de anclaje para distintos tipos de sillas para niños.

Todas las sillas para niños traen consigo el otro lado de los ganchos para anclajes ISOFIX instalados, que son como unos arneses sujetos a correas, que a su vez están sujetas a la silla para niños, los cuales se enganchan en anclajes ISOFIX de los asientos. Las ventajas de usar una silla para niños son varias, pero la primera y quizás más notoria es que, a diferencia del asiento estándar del auto, este si tiene un tamaño acorde al menor y le proporciona sujeción, a diferencia del estándar que le queda demasiado grande. Impide que el niño vaya de lado a lado si hubiera un giro muy rápido o impacto, le da la posibilidad de doblar las rodillas; reduciendo el riesgo de lesión en esa zona; y adapta el rendimiento del cinturón de seguridad a la altura de la silla para que no quede demasiado holgado y sujetando un espacio mucho más grande que su ocupante.

La instalación de una silla para niños es realmente sencilla. En primer lugar, hay que ubicar los aclajes ISOFIX del asiento del auto, están presentes tanto en los delanteros como los traseros. Una vez hecho esto, se los debe colocar la silla de frente al asiento o invertida, a elección del padre o madre; aunque si se trata del asiento delantero, el niño siempre debe ir mirando hacia el parabrisas, o la bolsa de aire podría empujarlo fuera de su silla durante un impacto y lastimarlo. Lo siguiente es enganchar los arneses en los ISOFIX de los asientos hasta escuchar un ¡clic! Resuelto lo anterior, solo queda acomodar la silla lo más cerca del asiento posible y ajustar la correa tirando de ella en sentido hacia la silla para niños.

Antes de poner a nuestro hijo sobre la silla e ir de compras, debemos ponerla a prueba, esto cada vez antes de partir; sobre todo si sueles colocar y retirar la silla varias veces a la semana. Sujeta la silla por un costado y sacúdela, fuérzala un poco a cada lado. No debe moverse más de 3 centímetros a cada lado para que el niño esté seguro, de lo contrario, retírala y vuelve a instalarla. Si no logras el resultado óptimo para la seguridad de tus hijos, revisa nuevamente el manual y pide ayuda en un taller que sepa como instalarlas.


Derechos de autor © 2009 - 2019 Nitro! es marca registrada de Visual Art.