Imprimir

Una de cada 3 personas no utiliza el cinturón de seguridad trasero

Según un estudio realizado por Ford en Europa, una de cada tres personas no utiliza el cinturón de seguridad trasero. El Consejo Europeo de Transporte estima que, sólo en la Unión Europea, la utilización del cinturón de seguridad trasero evitó más de 8600 muertes y, que en 2013 al menos un 60% de las 1900 personas fallecidas en un accidente de tránsito se produjo por no utilizarlos.

La encuesta realizada a más de 7.100 adultos, también revela que 1 de cada 4 conductores no insiste a sus pasajeros para que utilicen este dispositivo y que las personas mayores de 40 años son las menos proclives a hacerlo. Entre los jóvenes menores de 24 años, sólo un 21% admitieron no utilizar el cinturón trasero.

“Aprender a conducir no es algo que finaliza cuando se obtiene la licencia de conducir”, asegura Jim Graham, gerente de Ford Driving Skills for Life, iniciativa de la marca que ha facilitado educación vial a más de medio millón de jóvenes en todo el mundo, desde los inicios del programa en Estados Unidos hace 12 años. “Utilizar el cinturón de seguridad puede marcar la diferencia entre la vida y la muerte, tanto en los asientos traseros como en los delanteros, sin importar la edad”.

Tecnología aplicada a la seguridad

A nivel global Ford cuenta con tecnología de última generación para maximizar la protección de todos los ocupantes y lograr altos estándares de seguridad. Prueba de ello, son los cinturones de seguridad traseros inflables.

Este novedoso sistema está desarrollado para brindar protección adicional: en caso de colisión frontal o lateral, un airbag ubicado a lo largo del cinturón se infla, aumentando el diámetro para distribuir mejor el impacto sobre el cuerpo del pasajero y de esta manera minimizar las lesiones provocadas.