Imprimir

Seguros vehiculares: ¿Tendencia en el mercado nacional?

Los seguros vehiculares salvaguardan la vida de los choferes, acompañantes y de niños a bordo. Pero la realidad en el Perú es drástica, solo dos de cada 10 vehículos cuentan con cobertura de alguna empresa de seguros.

En un reciente estudio del diario Perú 21, solo un 23% de vehículos se encuentran asegurados a nivel nacional. En otros países de mayor población, el caso de México, 129.2 millones según Inegi, se trabaja con tendencias más asertivas en el mundo del motor.

En el Perú, contamos con solo 32.12 millones, según el INEI. Es decir, nos encontramos en regulación vehicular, aunque los ciudadanos se preocupan cada vez más por su seguridad, la de sus acompañantes y la de un posible afectado externo, no llegan a ser la mayoría.

La tendencia de consumo, en la era digital, trae consigo cambios notorios. La llegada de las apps permite una atención más rápida, y en ciertos momentos, más eficiente.

Para la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS), es fundamental que se fomente la compra de seguros en el país, ya sea de manera digital o presencial. Es por ello que, en el mes de junio del presente año, se aprobó la Resolución 2880-2019, que posibilita la compra de seguros vehiculares a distancia, sea vía telefónica, Internet y aplicaciones móviles. Esto facilitaría la difusión y comercialización de pólizas, impactando en la seguridad de las calles de nuestro país.

Quálitas es una empresa de seguro vehicular, que llega a Perú después de una trayectorita por México, Estados Unidos, El Salvador y Costa Rica. Su estrategia de mercado está basada en el cliente final, el afectado, velando por la integridad humana.

Según el gerente general de Quálitas en Perú, Rodolfo García, la mayor demanda del mercado está en los taxis, el otro porcentaje se encuentra en los vehículos premium, que por temor ante algún accidente que ponga en riesgo el elevado costo del auto, consideran viable el uso de una póliza de seguros.

Además, asegura que la atención única y personalizada marca la diferenciación en el mercado, atendiendo las necesidades primas del cliente, como es tener la economía necesaria para poder pagar un seguro, una solución sería costos de acuerdo al cliente.

Las aseguradoras vehiculares deben trabajar con la transparencia necesaria, para que el cliente tenga en cuenta qué cubre exactamente su seguro, y qué no. Lo que menos se espera es que, al momento de un siniestro, el conductor se vea más afectado por los costos, que por su salud y la de la víctima.

La tranquilidad a la hora de manejar un vehículo, debería ser la misma al momento de estar como pasajero o como peatón. Es lo esperado para los próximos años, en las calles de nuestro país.

, , , , , , ,