Test drive de Lexus

Lexus GX 460 vs LX 570: ¿Cuál es la diferencia?

Cuando me entregaron la Lexus GX460 y la vi desde la ventana de mi oficina, me pregunté ¿por qué Lexus ofrece dos SUV de lujo de tamaño completo: la GX 460 y la LX 570? A primera vista se ven muy semejantes, pero ¿cuáles son las diferencias entre ellas? y ¿cuál es la mejor?

El asunto es muy interesante si consideras que este tipo de SUV, con la carrocería montada sobre un chasis independiente, parece no ser la tendencia actual. Para responder a estas preguntas y ayudar a elegir entre estos dos vehículos, decidí examinar algunas áreas claves de estos dos excelentes productos.

Vista exterior

Cuando ves la GS 460 por primera vez, sus dimensiones y opulencia te impresionan, la característica parrilla en usillo la identifica con un producto Lexus, sin duda, las expectativas de calidad son altas y no te defrauda. Se ve elegante a primera vista, pero al mismo tiempo parece estar lista para mostrarte su fuerza y tenacidad.

Cuando observas ambos productos detenidamente, las diferencias de forma y estilo se hacen más evidentes. La GX tiene una presencia más orientada a la practicidad y marca claras diferencias en el diseño de su frontal, en sus luces posteriores en color blanco muy deportivo y en cuanto al portón trasero de apertura lateral hacia la derecha, muy útil al subir o bajar la carga, pero que puede interferir con la carga y descarga desde el lado de la vereda.   

Interiores 

Ingresar a la GX 460 produce agradables sensaciones, sea por los materiales de buena calidad o por el buen gusto en la disposición del tablero de control, su volante con detalles de madera es de tacto muy placentero.

Este modelo ofrece más bien un diseño con paneles verticales, ángulos rectos y en general un aire de la fortaleza por encima del lujo relajado. En cambio, el tablero de la LX 570 tiene una apariencia de mayor confort y nos da la sensación de estar en un sedán de lujo de alta gama.  

La GX 460 tiene un generoso espacio interior tanto en los asientos delanteros como en los traseros, con suficiente espacio para estirar las piernas y hacer un viaje relajado, su tercera fila en cambio, es más estrecha que la del LX 570, en este apartado se hacen evidentes las diferencias de medidas, entre ambos modelos, en especial la referida a la distancia entre ejes.  

Mecánica y tecnología 

Ambos modelos usan avanzados motores de ocho cilindros de funcionamiento muy silencioso y ausencia de vibraciones, en ambos casos la experiencia de manejo es muy relajante. La GX 460 dispone de un V8 de doble VVTi, de 4.6 litros que genera 292 hp y 329 libras-pie de torsión, asociado a una caja automática de 6 velocidades y tracción permanente en las cuatro ruedas, capaz de acelerar de 0 a 100 Km/h en 8.3 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 175 km/h, su consumo es de 24 km/galón en ciudad y 32 km/galón en carretera. 

Por su lado la LX 570 viene con un musculoso V8 de doble VVTi de 32 válvulas DOHC, de 5.7 litros que genera 367 hp y 403 libras-pie de torsión, en este caso el motor está asociado a una transmisión automática de 8 velocidades y es  igualmente de tracción permanente en las 4 ruedas, esta combinación le permite acelerar de 0 a 100 Km/h en solo 7.4 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 204 Km/h, su consumo es inevitablemente mayor, llega a 20.8 km/galón en ciudad y 28.8 km/galón en carretera. 

Como era de esperar, ambos vehículos disponen de un equipamiento de lujo muy completo, pero la LX ofrece algunas características adicionales. Por ejemplo, mientras que la GX 460 ofrece 17 altavoces y una pantalla central de 8 pulgadas, la LX ofrece un sistema de sonido de 19 altavoces y una pantalla central de 12,3 pulgadas. La GX ofrece una configuración de una pantalla de entretenimiento para el asiento trasero, en cambio en la configuración de la LX permite la instalación de pantallas dobles. La LX ofrece algunas otras características únicas, como son el climatizador automático de 4 zonas, parasoles traseros y los asientos traseros ventilados. 

En cuanto a seguridad, ambas disponen de abundantes dispositivos como son los airbags laterales de cortina, frenos antibloqueo y cámaras de seguridad, el monitoreo de puntos ciegos, la alerta de tráfico cruzado posterior, la advertencia de cambio de carril y la de colisión inminente hacia adelante.

Aunque parece un juego de palabras, me queda claro que mientras la GX ofrece casi cualquier cosa que puedas desear, la LX lo tiene casi todo.  

Experiencia de manejo

En la ruta, la GX y la LX nos dieron diferentes experiencias de conducción. La aceleración sobre todo en velocidades por encima de 100 Km/h marcó una diferencia importante a favor de la más potente LX 570. En ciudad, sin embargo, la GX 460 nos pareció más ágil hasta los 50 o 60 Km/h, esto es consecuencia de su menor peso, 2,370 Kg versus 2, 721 Kg. 

En curva, la GX 460 se nota más ágil, pero ambas son sorprendentemente consistentes, sin mostrar comportamientos extraños, bajo ninguna condición. Sus frenos son muy competentes, y aunque siempre hay un periodo de acostumbramiento para conducir vehículos pesados, el sistema de frenos nos dio casi la misma confianza que el que da un sedán de alta gama.

En cuanto a comodidad, la GS y la LX son excepcionales, elegiría cualquiera de ellos, para volver a casa y hacer los más de 50 Km de retorno. Después de un extenuante día de trabajo en el autódromo de La Chutana; puedo decir que conducir cualquiera de ellos es muy descansado, casi relajante incluso en condiciones de tráfico difícil.

Entre ambas la LX 570 se muestra más suave y silenciosa, quizá porque su motor más grande, va siempre un poco más relajado, o quizá también por diferencias en el tarado de sus suspensiones. La GS 460 en cambio, me pareció un poco más ágil y divertida, sea como fuere, ambas SUV son muy confortables y placenteras de conducir.  

La GS 460 y la LX 570, son muy buenas para asarlas fuera de carretera, disponen de bloqueo diferencial central, control de ascenso y descenso, múltiples programas de tracción para adecuarse a diferente tipo de terreno, etc., sospechamos, sin embargo, que pocos propietarios las usarán de manera intensa en actividades de 4x4. 

Conclusión

La Lexus GX 460 del 2016 tiene espacio, potencia, equipamiento y elementos de seguridad, más que suficientes, sin duda está en un nivel que iguala o supera a casi cualquier SUV de lujo del mercado. Yo la elegiría entre ambas. Pero si tú quieres lo mejor de lo mejor y buscas una SUV de lujo, de tamaño completo, entonces la LX 570 te encaja perfecto. El asunto de si se justifica pagar la importante diferencia de precios entre ambas, es algo que solo tú puedes decidir.

En cuanto a seguridad, ambas disponen de abundantes dispositivos como son los airbags laterales de cortina, frenos antibloqueo y cámaras de seguridad.

{mediagallery id=[11019,11018,11017,11016,11015,11014,11013,11012]} 

{mediagallery id=[11056,11055,11054,11053,11052,11051,11050,11049,11048,11047,11046,11045,11044,11043,11042]}


Derechos de autor © 2009 - 2019 Nitro! es marca registrada de Visual Art.