Leyenda Americana

Leyenda americana

En 1964, en el Salón del Automóvil de Nueva York, hacía su aparición el coche norteamericano más icónico de la historia, superando la entonces supremacía de modelos deportivos europeos con más de medio millón de unidades vendidas solo año y medio después de su estreno mundial.

Diseño

La marca del óvalo azul ha pensado mantener la esencia clásica del Mustang, conservando en el diseño su ADN, pero con una presentación innovadora. El cupé tiene el techo más bajo, un parabrisas más inclinado, sus guardabarros posteriores han sido ensanchados, rematando todo el conjunto con una gran nariz de Tiburón, la cual le otorga al Mustang un aspecto mucho más agresivo, aerodinámico y robusto.

Interior

El interior del Mustang conserva la identidad que Ford le impuso a este modelo. En él encontramos el tablero principal dividido en dos zonas. El del conductor lleva la configuración de los relojes centrales con diseño retro, que está acompañado de las pantallas digitales que brindan la información que se necesita referente a los modos de conducción, que permite seleccionar diferentes respuestas de la dirección, el motor y la caja de cambio para lograr una conducción más cómoda.

La principal innovación que encontraremos en el panel central del conductor son las Track Apps, donde se muestran las aplicaciones para la conducción deportiva como el acelerómetro, tiempo de aceleración, rendimiento de frenado, control de arranque y el bloqueo en línea.

La tecnología del Mustang es unos de los más Smart proporcionándonos información en tiempo real de los sistemas del auto, el control sobre el vehículo y la conectividad. Un ejemplo claro es el sistema MyKey, que permite programar límites de velocidad y volumen del audio, alertas de bajo nivel de combustible, uso de cinturones de seguridad e impide la desactivación del control de tracción.

Motor

La quinta generación del Mustang contaba con un propulsor V8 de 4.6 litros de capacidad con 300 caballos de potencia, pero ahora ha evolucionado el motor en su sexta generación buscando sorprender, monta un propulsor V8 completamente renovado de 5 litros, el cual brinda más caballos de fuerza y más torque a esta versión, logrando alcanzar los 435HP y 540 NM, convirtiéndolo en unos de los Mustang más rápidos y potentes que hemos visto hasta la fecha. Debido a ello, el GT es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en menos de 5 segundos y de alcanzar los 250 km/h de velocidad máxima. 

Manejo

El Mustang GT Premium es un auto potente y rápido, un clásico pero que logra una experiencia superior de manejo, gracias a sus innovadoras tecnologías, a la vez es muy divertido manejarlo lo suficiente como para dibujar una sonrisa. Para poder domarlo y hacerlo más usable y amistoso con la ciudad, se le han otorgado tres modos de dirección seleccionable y cuatro modos de conducción. Con la dirección se ajusta en modo normal como seteo estándar, confort para una conducción que implique menor esfuerzo y deportivo para tener un tacto directo del tren delantero.

Además, los modos de conducción marcan bastante la personalidad de este ícono. Nos referimos a que, en modo normal, el ronquido del Mustang baja, percibiéndose suave en la aceleración. Pero, es el modo deportivo el que saca todo el poder del V8. Un rugir como uno lo espera.

{mediagallery id=[11157,11156,11155,11154,11153,11152,11151,11150,11149,11148,11147,11146,11145,11144,11143,11141,11140,11139,11138,11137,11135,11134,11133]} 


Derechos de autor © 2009 - 2019 Nitro! es marca registrada de Visual Art.