Recorriendo la ciudad del Misti

Tradición y cultura, es lo que se respira en Arequipa, la segunda ciudad más poblada del Perú. Se encuentra al sur del país, aproximadamente a 14 horas de viaje por carretera de la capital, Lima. Está adornada por el majestuoso Misti y el Valle del Colca.

 

Una de sus festividades más grandes y decorosas es el aniversario de la ciudad, que se celebra del 1 al 31 de agosto, fecha en la que se realizan ferias exhibiciones artesanales y el Corso de la Amistad.

 Atractivos

Monasterio de Santa Catalina, Convento la Recoleta, Sabandía, Mirador de Yanahuara, Cuevas de Sumbay, Volcán Misti, Convento Santo Domingo, Puerto Inca, Chala, Quilca y Valle del Colca.

Alojamiento

La opción de hospedaje, es muy variada. Los hoteles más exclusivos tienen precios entre 60 y 85 dólares la noche, dependiendo del tipo de habitación y los hostales tipo residencias, ofrecen precios más económicos que van desde los 26 a 160 soles por cuarto.

Alimentación

La comida arequipeña se caracteriza por la mezcla culinaria andina y europea. Los platos más pedidos son el Cauchi, rocoto relleno, ocopa, Chaque de tripas, solterito arequipeño, chupe de camarones, cuy chactado, Chairo y pebre. En Camaná recomendamos el restaurant Barucci, situado en Av. Alfonso Ugarte 101.

Y no podemos despedirnos de Arequipa sin una buena porción de su tradicional helado de queso y del Sanguito, un dulce de trigo molido, pasas, miel de chancaca, leche y mantequilla. Como para chuparse los dedos.

Hoja de Ruta

El primer tramo de esta ruta es la autopista que inicia la Panamericana Sur. Son 131 Kms que terminan en Cerro Azul, antiguo puerto de la colonia convertido hoy en balneario.

Más allá, en el km. 138 está San Luis de Cañete donde un pan con chicharrón es la forma correcta de comenzar el viaje.

Continuando el camino atravesaremos el valle Cañete (Km. 143) donde, en medio de sembríos, se divisa el castillo de Hipólito Unánue para ascender una cuesta que nos lleva a una monótona pampa de 23 kms para después descender a la playa Jahuay donde pasa un peaje (Km.190) para volver a subir otra cuesta y llegar a Chincha (Km. 199), tramo que a causa del tráfico intenso puede llevar unos 20 minutos.

Más adelante, en el Km.200, está el Supergrifo Chincha, lugar preciso para cargar combustible y entrar a los baños.

Continuando el camino, en el Km.203 está el desvío para el distrito de El Carmen y la hacienda San José. Tal como sucedió en Cañete, dejaremos atrás el Valle de Chincha para subir otra pequeña cuesta, rumbo a Pisco.

En el km.277 está San Clemente, inicio de la Vía de los Libertadores, rumbo a Ayacucho. Poco más allá, en el Km.231 está el desvío para la ciudad de Pisco.

Luego  pasaremos delante de una siderúrgica y en el Km.245 divisaremos el desvío asfaltado hacia la reserva de Paracas.

Justo pasando este desvío, se divisa un pequeño kiosco de troncos de madera donde venden aceitunas de un fundo cercano, muy sabrosas.

También se debe parar en Pozo Santo (Km. 257), lugar donde el 23 de julio de 1839, el Padre Guatemala hizo brotar milagrosamente una fuente de agua para dar de beber a sus desfallecidos peregrinos. Hoy se ha levantado una capilla que guarda las reliquias del religioso, y de la fuente aún brota agua para los viajeros que por ahí pasan.

Así continúa el viaje hacía Ica, pasando por el peaje Km.276 hasta llegar a la ciudad de Ica (Km.300)

Para salir de Ica, tomaremos la vía de evitamiento hasta el puente Los Maestros para retomar la Panamericana Sur hasta llegar a Ocucaje (Km.335) fin del área  de influencia de la ciudad de Ica.

Lo que sigue es la pampa de Magallanes y la variante de Palpa (Km.384), una cuesta llena de curvas que exige atento cuidado al conductor.

Luego pasaremos por palpa (Km.395), Río Grande y Chanquilla, para ascender por una cuesta de curvas peligrosas hasta el km.419, desvío a Cahuachi e inicio de Pampa Colorada, escenario de las líneas de Nazca.

En el Km.444, finalmente, está la avenida de ingreso a la ciudad de Nazca y, si continuamos por la carretera, encontraremos el desvío a Puquio (Km.445)

Al salir de Nazca, aparecerá el desierto nuevamente, siendo quizá el tramo más monótono y aburrido de la ruta, interrumpida apenas por algunas bifurcaciones importantes como el área arqueológica de Chauchilla (Km.463), el puerto minero de San Juan de Marcona (Km.483), la playa de Puerto Lomas (Km.528) o  Sacaco (Km.543).

Luego pasaremos por otro peaje en el km.560 y llegaremos a Yauca (Km.566), impresionante  bosque de olivos sembrados en tiempos de la colonia, hace más de 400 años. Es recomendable comprar aceitunas para el camino.

Más allá subiremos una cuesta a partir de la cual entraremos a una zona denominada Tanaca. Hay que tener cuidado porque es muy ventosa con mucha arena y tienden a formarse dunas en la pista.

Cuando se llega al mismo Tanaca (km.577) subiremos muchas cuestas con curvas peligrosas, donde también debemos tener cuidado.

En la ruta pasaremos por Atiquipa (Km.594), Quebrada de Toro, ingreso a Puerto Inca (Km.603) y Chala (Km.612) y Atico (Km 702), donde también hay un peaje.

Continuando, pasaremos por el santuario dedicado a las Calaveritas (Km.744), donde hay que hacer una parada obligatoria, pues se dice que son muy milagrosas.

De ahí descenderemos hasta Ocoña (Km.775), para ascender nuevamente por cuestas y pampas hasta llegar a La Planchada (Km.754), una zona de acantilados.

DE ahí el camino sigue sin novedad hasta que aparecen los campos verdes de Camaná (Km.832).La salida de esta localidad nos presenta otro peaje (Km.845) donde comienza la Cuesta de Toro, empinado tramo de 20 kms que cruza el Proyecto Majes (Km.913), una de las obras de irrigación más importantes del país.

Lo que sigue son 50kms de subidas y bajadas, de quebradas y algunas localidades como Vítor (Km.948), hasta llegar a lo que se conoce como Repartición (Km.966), puerta de entrada a la ciudad de Arequipa.

Fuente: Guía Integra

Foto: PromPerú



Derechos de autor © 2009 - 2019 Nitro! es marca registrada de Visual Art.