El Rally de Suecia que finalizó ayer domingo con una nueva victoria de Sébastien Ogier y su Polo R WRC, ha tenido sin duda la emoción que todos le pedíamos. Sí, volvió a ganar Ogier, pero esta vez no lo tuvo nada fácil, y necesitó atacar al máximo, pues llegábamos a los 15,87 kilómetros de la Power Stage final con los tres primero en unos apretados 4,6 segundos, y con Andreas Mikkelsen liderando con 3 segundos de margen sobre Ogier.


Si Sébastien Loeb demostró que no había perdido facultades liderando un apretado shakedown, ayer el francés confirmó que sigue estando en forma para optar a todo. Aunque esta es la única prueba que el piloto tiene pensado disputar en toda la temporada, está demostrando muchas cosas pese a querer centrarse únicamente en los circuitos del calendario del Mundial de Turismos.


Copyright © 2009 - 2019 Nitro! es marca registrada de Visual Art. Todos los derechos reservados.