Los coches de la época virreinal del Perú

En la época virreinal, el transporte que ofrecía lujo y comodidad era el coche, este era un vehículo de cuatro ruedas arrastrado por cuatro mulas, y estaba “reservado” solo para condes, marqueses y gente de alcurnia y dinero, este vehículo era el menos usado debido a su exclusividad.

Pero había un coche aún más especial, este era del virrey, su vehículo era tirado por seis caballos. Llevaba a los costados faroles de aceite o de velas. Los trajes de los cocheros para las dignidades y funcionarios públicos se cosían en paño fino y adornado con cintas de oro y plata, sombrero de tarro con escarapela y espuelas de plata.

También existía el vehículo balancín, este era un coche más pequeño, tenía cuatro ruedas y era servido por dos mulas. Este vehículo cargaba uno o dos pasajeros y era alquilado con frecuencia para llegar del modo más elegante posible a las fiestas, pero eran de mayor utilidad para los viajes invernales o veraniegos fuera de Lima: las Lomas de Amancaes para conmemorar el día de San Juan y las excursiones playeras a Piedra Liza.

El transporte de pasajeros, que no fuesen para nobles o altos funcionarios del virreinato, se realizaban en carretas. Las personas debían acomodarse como pudieran encima de las mercancías, mobiliarios, herramientas y sus propios equipajes. Recuas de mulas solían acompañar a las caravanas llevando las mercaderías, colgadas a los costados de cada animal en barriles o canastos.

Fuente: Libro Moviendo al Perú – AAP


Derechos de autor © 2009 - 2019 Nitro! es marca registrada de Visual Art.