El Ferrari progresa lenta pero adecuadamente

El Ferrari progresa lenta pero adecuadamenteVersiones contradictorias, pesimismo brutal contra optimismo de aficionados, expertos que ven donde otros no llegan e ingenieros que se muestran tranquilos ante el nerviosismo generalizado. Y el protagonista con buena cara. Porque Fernando Alonso terminó ayer su primer día de entrenamientos en Montmeló pensando en trabajar aún más, pero con la cabeza alta. Acabó cuarto, pero cerca de Vettel. Y eso es bueno, pese a todo.

En la Scuderia siguen trabajando contrarreloj para tener la mejor configuración posible en Australia, van poco a poco, con prisa y sin pausa alguna. El mayor problema que se han encontrado desde el principio de la temporada es que el coche calienta demasiado los neumáticos. En Jerez se pudo ver que las gomas traseras estaban casi quemadas, ahora han mejorado mucho, pero aún queda por pulir. Y es que si el problema de la pasada temporada era que el coche no calentaba las cubiertas y por tanto tenía menos grip que el resto de los mejores, este año sucede todo lo contrario.

La sensación después de ver al F2012 en las curvas a pie de pista es que no agarra tanto como el Red Bull, pero podemos decir que progresa, lenta pero adecuadamente. Ayer Alonso hizo un simulacro de carrera, algo más rápido que el de Grosjean con el Lotus, pero con neumáticos usados, aunque con una parada más por el desgaste de los mismos. En Red Bull también sonríen, pero sostienen que habrá menos diferencias que en 2011. Así sea...