Con la tabla de surf y la bicicleta a cuestas: Autos para deportistas

Autos para deportistasLos mejores caminos para las excursiones en bicicleta, los ríos y lagos en los que hacer canotaje o las montañas en las que poder escalar se encuentran a veces lejos, por lo que se necesita un vehículo para desplazarse y transportarlo todo.

Para los amantes de la bicicleta, la primera pregunta es si llevarla en el techo, en un remolque atrás o incluso dentro del propio auto. El remolque puede resultar lo más práctico y cómodo para no forzar la espalda, ya que no hay que elevarla, aunque lo malo puede ser que requiere de un enganche de remolque.

Quien quiera transportar bicicletas más pesadas, como Pedelecs con motor eléctrico adicional, debe prestar atención a la carga máxima admitida en los papeles del vehículo.

Quien se decida por llevar la bicicleta en el techo, debe tener una baca. Una camioneta la suele ofrecer de serie o al menos como extra. En ese caso habrá que prestar atención al peso máximo y a las fijaciones.

En cualquier caso, hay que elevar las bicicletas hasta arriba, lo que no es bueno para la espalda. Además, se incrementa el consumo del vehículo debido a un aumento de la resistencia del aire. Lo óptimo resulta, por lo tanto, llevarla dentro del vehículo, algo que sólo es posible en camionetas o pequeños autobuses, que pueden ser equipados con sistemas de fijación especiales.

Tiene la ventaja añadida de que están más protegidas de la suciedad y de los robos, aunque limitan el espacio en el interior del vehículo.

En el caso de los deportes acuáticos, el transporte en un auto de una tabla de surf o de una canoa es casi imposible. A pesar de todo, Max Hiller, de la Asociación Comercial de Deportes Acuáticos, cree que las vans son ventajosas: "Siempre es una cuestión de cuánto equipamento puedo llevar".

"El kajak o la canoa y la tabla de surf siempre tienen que ir en el techo". Por ello, como en el caso de la bicicleta, el vehículo debe estar equipado con un portaequipajes con fijaciones. "El peso no suele ser un problema, ya que los kajaks y las canoas son ligeras", dice Hiller.

Los surfistas deben prestar atención también a la longitud del vehículo, ya que tienen que transportar a veces mástiles que pueden sobrepasar las dimensiones del auto. No puede sobresalir por detrás más de 1.5 metros y a partir de un metro debe estar señalado con una bandera roja. Hacia delante no se permite que sobresalga ni un centímetro.

Los surfistas se decantan, sobre todo, por caravanas en las que poder pernoctar, con las que se puede ir a la playa y quedarse varios días. Las caravanas o camionetas ágiles con conceptos interiores flexibles son muy apreciadas por los surfistas.

Thomas Bucher, de la Asociación Alpina Alemana, anima a que el vehículo para ir a la montaña sea lo más pequeño posible, ya que en muchas áreas es difícil aparcar, además de que muchos accesos son estrechos y son imposibles para vehículos grandes.

Es bueno, sin embargo, que tengan tracción a las cuatro ruedas, ya que las condiciones de frío, hielo o nieve pueden exigir al vehículo. «Tiene sentido contar con un auto con mayor distancia sobre el suelo», afirma Bucher. Pero no por ello hay que recurrir siempre a la camioneta o al SUV.

Recomendado para ti

Trademark

Trademark

Trademark

Trademark