Sebastien Ogier
A bordo de un monoplaza

Ogier cambia los rallies por un F1

Con sus cuatro campeonatos de WRC a bordo, el piloto Sebastien Ogier aceptó el reto de Red Bull y decidió subirse al RB7, uno de los más laureados monoplazas de la compañía.

En el circuito Red Bull Ring en Austria, el piloto de rally Sebastien Ogier no dudó en ningún momento en ponerse a los mandos de todo un Fórmula 1, el RB7, lo que hacía aún más interesante esta prueba de conducción.

Ahora bien, ¿hay diferencias entre manejar un monoplaza de F1 y un coche de rallies? Ogier destaca la velocidad y aerodinámica de los Fórmula 1, lo que permite un paso por curva y estabilidad imposibles en un WRC, además del trabajo de suspensiones o dirección que en nada se parece a la conducción de un WRC donde se rueda a un ritmo totalmente frenético con cambios de rumbo muy diferentes.

Por el momento, Sebastien Ogier parece que prefiere competir en WRC, pero quién sabe, quizás le haya cogido el gusto a los Formula 1.


Derechos de autor © 2009 - 2019 Nitro! es marca registrada de Visual Art.