Un clásico, no tan clásico

Un clásico, no tan clásico

La compañía diseñadora y restauradora de autos, Bo Zolland, caracterizada por modificar autos clásicos, parece no cambiar su idea de trabajo. Ahora, siguiendo con su temática laboral, ha puesto el ojo en un biplano descapotable con estilo, el MGB de 1963.

A través de algunos diseños no aptos para conservadores y amantes de lo original, Bo Zolland convirtió este MGB en un auto más deportivo. Resaltan sus grandes llantas y la significativa rebaja que se le realizó a la suspensión, volviéndolo un auto muy bajo. 

Además, se puede observar que se modificó cierta parte del chasís para incluir unos faros y se rebajó la altura del parabrisas. Asimismo, se realizó una ligera modificación al parachoques para otorgarle una estética más robusta. En definitiva, no es un modelo un diseño para conservadores. 

Fuente: Motor Pasión

 


Suscríbete a nuestra newsletter