Mantenimientos y cuidados de una caja automática

Comparable con una caja mecánica, las cajas automáticas son más difíciles y costosas de reparar.

Por lo que el cuidado y mantenimiento de estas cajas debe ser constante.

Recomendaciones:

- Es recomendable darle un mantenimiento cada 16 000 km o 6 meses.

- Inspeccionar el nivel del fluido de la transmisión, el nivel debe estar entre las dos marcas de la varilla, ya sea "Full" y "Add" o "Hot" y "Cold" (o Lleno y Vacío). A menudo, no tienes que añadir líquido de transmisión, pero si el nivel está muy por debajo de la línea "Add" o "Cold" (vacío), probablemente tengas una fuga en el sistema y tengas que llevar el vehículo a un taller mecánico.

- Inspecciona el olor y color del fluido de transmisión El líquido se encuentra en buen estado cuando es rojo (aunque a veces puede ser rosa o marrón claro) y no contiene burbujas ni olor. Si el vehículo presenta estas condiciones, llévalo al servicio de mantenimiento.

- No sobrecargar peso de carga en el vehículo, pues la caja automática tiene un límite de tracción.

- Al momento de cambiar y comprar un aceite lo principal es saber su nivel de viscosidad y resistencia a la oxidación.

- Comprar o cambiar el aceite de acuerdo a las características de fricción correcta para el tipo de caja que posee.

- Cuidar que el vehículo no presente recalentamiento pues influirá en la caja automática.

- Si su caja trabaja bien, no adicionar algún tipo de aditivo en el líquido de transmisión.

- Antes de poner el vehículo en parking se debe accionar el freno de estacionamiento (freno de mano) antes, para que la fuerza del vehículo quede sopesada sobre el freno y no sobre la uña que bloquea la transmisión. Así, a la hora de iniciar la marcha nuevamente no tendrá el problema que “esté dura” la palanca al accionarla o que presente un golpe a la hora que el vehículo se pone en movimiento.

 

Recomendado para ti