Peugeot en subasta
Modelo L45

Batió récord y ahora entra en subasta

El Peugeot L45 consiguió batir el récord de vuelta rápida con una media de velocidad de 106 millas por hora, un récord que permaneció imbatible durante 30 años.

El protagonista de esta historia es un bólido de carreras del año 1913 con el que Peugeot compitió en el Gran Premio de Francia y las 500 Millas de Indianápolis. Y es por este motivo que podría considerársele el «padre del downsizing», la herramienta más explotada por los fabricantes de automóviles para reducir consumos y emisiones.

En esa época, los fabricantes de coches creían que el aumento de cilindrada era la fórmula mágica para hacer motores cada vez más potentes. Entonces, llegó Peugeot con este modelo que equipaba un motor 4.5, pequeño para lo habitual en aquellos años, el cual consiguió un rendimiento más que suficiente para permitirle luchar cara a cara con los líderes.

Este Peugeot L45 reside en Los Ángeles y pertenece a la famosa colección de Lindley y Ann Bothwell, centrada en vehículos anteriores a 1950 y especialmente en los comienzos de siglo. Aún luce la decoración que utilizó en las 500 Millas de Indianápolis de 1916, en la que consiguió batir el récord de vuelta rápida con una media de velocidad de 106 millas por hora, un récord que permaneció imbatible durante 30 años.

Será uno de los 50 coches que se subastarán el próximo sábado 11 de noviembre de la mano de Bonhams. El vicepresidente de la división de motor de la casa de subastas, Rupert Banner aseguró que "es uno de los coches de carreras más puros y originales de aquella era que hemos tenido el placer de ofrecer". ¿Su precio?, seguro que será estratosférico.

Fuente: Motorlegend.com



En linea

Hay 850 invitados y ningún miembro en línea