tubo de escape

¿Se puede limpiar el colector de escape?

Este elemento del vehículo se encarga de reunir los gases emitidos por el motor y de guiarlos hacia el exterior. Si bien el colector de escape no es una pieza con tendencia al fallo o la rotura, es bastante común que las juntas que lo unen al resto del sistema de escape e incluso los tornillos que lo sostienen, se aflojen con el paso del tiempo debido a la presión y altas temperaturas a las que trabaja.

Si no realizamos al colector de escape unas revisiones periódicas nos exponemos a sufrir daños en la base del colector, con lo que podría llegar a doblarse o romper los pernos de apriete por no haber vuelto a atornillar los elementos que se hayan ido aflojando.
No es extraño tampoco, encontrar aficionados a la mecánica que deciden sustituir los colectores de escape de serie (de fundición de acero) por unos de acero inoxidable, debido a que este material facilita la salida de los gases permitiendo un mejor vaciado y llenado de la cilindrada, lo que se traduce en incrementos de potencia entre 4 y 8 CV sin aumentar el consumo de combustible.

Otro interesante consejo de mantenimiento, para evitar llegar a estos extremos, es mantener el colector de escape limpio de carbonilla y sin rugosidades, de modo que nos sea posible evitar las turbulencias en los gases de escape.
Para facilitar la limpieza del colector, podemos utilizar limpiametales y lana 000 de acero o un cepillo de alambre duro. Es importante recordar que en motores de 4 cilindros habrá un único colector, pero en los de 6 a 8 cilindros habrá dos.

No olvidemos antes de iniciar tareas de este tipo, que el motor tendrá que estar completamente frío, al menos durante la última hora anterior al inicio de la tareas de limpieza. También es recomendable usar gafas protectoras, guantes de seguridad y mascarilla para el polvo. El equipo de seguridad, cuando trabajamos con productos tóxicos o extraemos piezas del motor que puedan tener mucha suciedad nunca debería de ser opcional.

 

Recomendado para ti