Hyundai Ioniq eléctrico

Por primera vez en nuestra historia un vehículo eléctrico arriba a nuestro país. La marca surcoreana Hyundai presentó al nuevo Ioniq y aquí te brindamos al detalle lo que debes saber de este coche cero emisiones.

Una nueva era se abre paso en el mercado de vehículos a nivel nacional. Y es que la electromovilidad llegó al Perú por medio del nuevo Ioniq que trae características muy definidas que la diferencian de cualquier coche convencional. Veamos.

En primer lugar, hay que señalar que aparentemente pareciera que sí hay motor pero lo que en realidad tiene es un generador de fuerza eléctrica y debajo hay un reductor que hace que la fuerza se convierta en energía para mover las ruedas. Hay también un refrigerante y una batería convencional para todo el encendido del vehículo.

En la parte posterior no hay tubo de escape, porque este modelo es cero emisiones, no lanza gases. Además, la maletera tiene una capacidad de 455 litros con doble fondo.

Diseño exterior

La máscara da a entender que estamos ante un vehículo futurista. La parrilla no tiene entradas de aire porque no hay motor, pero sí hay unas rejillas que se activan automáticamente cuando se necesita refrigerar la batería. Es un auto aerodinámico y mientras más aerodinámico sea nos dará mayor autonomía.

Los neumáticos tienen aros de aleación de 16 pulgadas con estilo deportivo. Los faros son afilados y guardan bastante armonía, luces diurnas LED, los neblineros por debajo y en los laterales vemos un diseño bastante interesante donde resaltan dos temas importantes: punto de carga lenta y punto de carga rápida.

Diseño interior

Al encender el vehículo lo primero que percibes es que no hay sonido. Te das cuenta que está encendido cuando ves las pantallas prendidas, pero a primera vista puedes tener la sensación que el vehículo no está encendido.

Todas las asistencias son electrónicas, los materiales son de buena calidad y en el ensamblado es muy bueno. La pantalla de infoentretenimiento con Androir Auto y Apple Car Play es táctil y muy intuitiva; pero lo interesante está en el modo EV donde podremos ver cuánto tenemos de porcentaje en la batería, incluso la autonomía que tiene el vehículo, detalles al milímetro de la carga del vehículo.

Otro dato interesante es que podremos ver en configuración los modos de conducción, como el eco, el normal y el sport. Por otra parte, los asientos son calefactables y el del conductor es eléctrico.

Equipamiento

Hay un apoyabrazos central y espacio para colocar objetos, un detalle interesante es que hay una entrada USB que complementa bien para que los pasajeros de la segunda fila tengan conectividad.

La climatización es digital y algo que nos agrada bastante es que es touch, en el timón – que es forrado en cuero – encontramos todos los botones para interactuar con el sistema de infoentretenimiento. Mientras que en la pantalla LCD a color encontramos toda la información de la computadora y en todo momento nos marca la autonomía.

Y aunque no haya una caja de cambios, sí hay un selector de cambios que te permiten avanzar y retroceder; además, el freno de mano es electrónico y el cargador inalámbrico es compatible con algunos sistemas operativos.

A través de unos mandos también podemos activar el sistema EV que nos ayudará a regenerar la batería por medio de la desaceleración y frenado. Hay tres niveles, pero elegiré a tope para que nos pueda ayudar a recuperar la energía y tener mayor autonomía.

Seguridad

Los frenos de la Ioniq son sólidos, la suspensión delantera es MacPherson y la posterior es una barra de torsión.

La dirección es asistida eléctricamente, tiene buen radio de giro y llega con seis airbags y mayor cantidad de acero en las puertas, carrocería de deformación programada e Isofix. La seguridad activa y pasiva viene muy bien equipada.

Siempre vamos camino a tener mayor equipamiento en seguridad y democratizar la misma.

Mi experiencia en el punto de carga

La primera estación de servicio de recarga para vehículos híbridos y eléctricos está ubicada en el cruce de la avenida Javier Prado Oeste con los Castaños y fue aquí donde experimenté lo que es cargar la batería de la nueva Ioniq.

Yo traje el vehículo con 45% de batería y en 10 minutos de carga llegó al 63%, el objetivo es cargarlo al 100%. Nosotros empezamos la carga a las 9:45 a.m., y siendo las 10:30 de la mañana logramos cargar la batería al 45% en 50 minutos llegando a tener en total 90% de batería que nos equivale a 284 km de autonomía. En la pantalla vimos que nos marcó 89% de batería, pero en el punto de recarga nos salió 90%.

También realicé una carga lenta, la cual hice en una cochera. Para realizar la carga lenta necesito el conector doméstico, se engancha y se aprieta un botón, la otra parte se conecta a un tomacorriente y en la consola ya nos sale que está haciéndose la carga. La duración de la carga puede verse en la pantalla, exactamente nos sale que está en un 80% y que para llegar al 100% va a demorar un aproximado de 3 horas 30 minutos.

Es importante hacer un llamado al gobierno, para que haya más iniciativas a nivel de Estado como pagar menos impuestos vehiculares, no pagar peajes o estacionamientos preferenciales.

Manejo

Saliendo de la estación de servicio de recarga me dirigí a Azpitia, son aproximadamente 90 km de distancia, ida y vuelta 180 km. Algo interesante que les quiero comentar es que tenemos 136 hp de potencia que llega a tener 295 Nm de torque y es bastante interesante esta cifra sobretodo porque se siente la fuerza a la hora de salir.

Este vehículo es bastante ligero, ágil y estable, y esto en parte es a que ayuda el control de estabilidad y al ser un vehículo eléctrico, por ende, insonoro, entra a tallar el control crucero. Por el otro lado, manejar este Ioniq, es una experiencia bonita, me siento cómoda, no sientes ningún ruido y debes estar pendiente del tablero que te indica todo lo que tienes que saber.

Finalmente puedo decir que recorriendo un total de 167 km hasta Azpitia, pero teniendo en cuenta que al inicio fui con un consumo mixto en ciudad en el modo EV para regenerar la batería y recuperar la autonomía, pero ya en carretera con el modo sport; en total hice 91 km de ida (batería consumida 35%). Pero ya al regreso, el manejo fue en modo eco y el recorrido fue de 76 km que me es equivalente al 25% de la batería. Como verán, hay una diferencia considerable.

La autonomía que nos da Hyundai exactamente es de 373 km, pero cargada al 100%. Además, Hyundai ya comentó que una carga tiene un costo aproximado de entre 20 a 40 soles, eso es bastante económico.

El precio del vehículo es 39 990 dólares y aunque pueda ser un poco caro, a la larga en cuanto al consumo uno puede ir recuperando la inversión.


Suscríbete a nuestra newsletter