Abuelo y nieto: elegancia heredada

Abuelo y nieto: elegancia heredada

Equipados con uno de los motores más modernos de su época, El Bentley Continental R-Type, es un clásico, deportivo y lujoso que muchos desearían tener en su garaje.

Contrario a la creencia popular, el Continental R-Type ya empleaba el aluminio para su fabricación en 1950. Gracias a su motor de seis cilindros en línea y 4.5 litros, este auto alcanzaba la potencia de 153 CV con los que movía los 1750 kilos de peso del auto. 

En nuestros tiempos, esa elegancia y liderazgo tecnológico lo ha heredado el Continental GT Speed. Este “nieto” del R-Type no ha dejado a la suerte nada y logrado convertirse en uno de los vehículos más exclusivos del mercado. 

Fuente: Moitor 16

 

Recomendado para ti