El deportivo clásico británico

El deportivo clásico británico

La Triumph Motor Company tiene su origen en la misma firma británica que actualmente se dedica a fabricar motocicletas en Hinckley: Triumph Motorcycles. Esta empresa producía vehículos deportivos que fueron muy cotizados en su época, entre ellos el TR7. Este modelo fue uno de los últimos de la marca y gozó de buenas ventas entre 1975 y 1981.

En estos años se produjeron 115 000 ejemplares, siendo la mayoría en estilo coupé. Sin embargo, menos de 30 mil de ellos fueron fabricados en versión descapotable, lo que los convierte en vehículos extremadamente raros en la actualidad. 

Como todos los deportivos de la época, el TR7 tiene un diseño de cuña y en su primera versión era compacto de poco más de cuatro metros. Lo que resaltaba en este vehículo era su afilado frontal complementado con sus luces retráctiles, otra característica común en la época. En cierta parte, su parte frontal no coincidía con su parte trasera, la cual era cuadra y maciza.

Por dentro, el TR7 contaba con un motor de 4 cilindros de 2.0 litros. Que le otorgaban 100 caballos de fuerza y pesaba apenas una tonelada, lo que para la época era considerado poco. 

Fuente: Motor y Racing


Suscríbete a nuestra newsletter