Prowler: No todos los clásicos tienen éxito

Prowler: No todos los clásicos tienen éxito

Cada cierto tiempo, las marcas de autos en el mundo deciden dejar de lado su producción en serie para dar paso a una producción limitada y única con el fin de llamar la atención del público. Este es el caso de la firma Plymouth, la que en los años 90 decidió fabricar y vender en Prowler.

Este auto fue creado con un estilo retro, diseñado para evocar las mejores épocas de los hot-rod. Apareció originalmente como concepto en 1993, pero fue vendido recién a partir de 1997. Su producción pretendía fusionar el concepto retro con la automotriz moderna. Su chasis era de aluminio para mantener el peso abajo además de contar con un motor v6 muy potente.

Sin embargo, el Prowler fue un fracaso en las ventas y al entrar el nuevo milenio la compañía Plymouth quebró. Aunque este vehículo se produzco un año más bajo la firma de Chrysler, nunca logró obtener la acogida que esperaba. El principal problema fue la desconformidad de los usuarios con el motor, ya que a pesar de tener un V6 de 253 caballos, ellos creían que el vehículo podría albergar tranquilamente un motor V8. 

Fuente: Univisión


Suscríbete a nuestra newsletter