Un clásico no tan antiguo

Un clásico no tan antiguo

La comodidad y tranquilidad al conducir no es algo que uno pretenda buscar cuando de autos clásicos se trata. Está claro que estos modelos no tendrán los mejores discos de frenos, la maniobrabilidad no será la misma y quizá la dirección sea más pesada de lo que acostumbramos en un auto moderno.

Sin embargo, esa opinión puede variar si conoces el clásico Mazda RX-7 de 1995. Este modelo, no es el primer auto deportivo de Mazda, ese honor se lo lleva el RX-7 de 1978. Sin embargo, este auto estuvo a la altura de grandes modelos como el Acura NSX, Mitsubishi 3000GT, Nissan 300ZX y Toyota Supra. 

Técnicamente hablando, este clásico de Mazda cuenta con un motor de 1.3 L Twin-turbo capaz de generar 255 caballos de fuerza a 6500 rpm. Además de tener una transmisión manual de 5 velocidades y suspensión Wishbones doble. Y no olvidemos sus frenos de disco ventilado. Fueron vendidos casi 14 mil unidades del RX-7 producidas entre 1993 y 1995, y hoy es un vehículo que muchos desean manejar. 

Fuente: Automovilemag


Suscríbete a nuestra newsletter