Annia Cilloniz se enfrentó a un ejército de hombres en La Chutana

Annia Cilloniz se enfrentó a un ejército de hombres en La Chutana

En una magistral exhibición de velocidad, destreza y amor propio, la piloto peruana Annia Cilloniz cumplió una excelente presentación en la segunda fecha del Campeonato Nacional de Drifting “Pro Drift”, que se desarrolló el domingo 21 de noviembre en el Autódromo La Chutana, al sur de Lima.

“La Reina del Drifting”, como la llaman sus fans, es la única dama que participa en el Campeonato y, junto a su equipo integrado solo por mujeres, se enfrentó a todo un ejército de hombres en el asfalto del reconocido circuito.

El aliento de sus seguidores y el buen trabajo de su equipo hicieron posible que Annia Cilloniz marque nuevos tiempos y pelee hasta el último aliento por subir al podio. “Nada de sexo débil. Es cierto, soy la única mujer en competencia, pero en la pista todos somos iguales”, declaró a la prensa especializada.

Al final de la carrera, precisó: “Creo que, en términos generales, me fue bastante bien. Estamos contentas de haber puesto el auto en pista, de haber logrado la clasificación. Estuvimos cerca al podio creo, pero una falla en el auto, en el motor, nos dejó fuera de la competencia”.

“Definitivamente, hay que realizar correcciones a futuro. Prever de repente algunas cosas para poder tener un poco más de tiempo antes de cada fecha y no ‘volar’ tanto con eso. En general, al final son autos, son fierros y así son. A veces se rompen y toca reparar. Es parte de lo que nos arriesgamos en cada competencia”, sostuvo Annia Cilloniz.

Luego, elogió a los ganadores: “Sorprendentemente esta fecha vimos nuevas caras en el podio. Renzo Arimborgo ganó la categoría, Mauricio Chumpitaz quedó segundo y tercero Guido Mamani, que de hecho es un gran ejemplo. Él es mecánico y viene siguiendo este sueño y esta pasión hace mucho tiempo”.

La próxima fecha (3ra.) es el sábado 4 de diciembre en La Chutana y la mente de Annia Cilloniz se centra nuevamente en ganar. “Nos toca un trabajo grande porque tenemos menos de dos semanas y hay que trabajar duro para poder, ya sea reparar el motor o cambiarlo. Tenemos, gracias a Dios, uno de repuesto”, dijo.

Finalmente, le envió un mensaje a las chicas que desean entrar al mundo de los fierros y tuercas. “Se requiere mucha pasión, mucha disciplina, mucha constancia, perseverancia y, sobre todo, tolerancia a la frustración. Es un camino muy bonito y venimos demostrando que es totalmente posible. No es un deporte de género. Es un deporte que está abierto a todo aquel que pueda probarlo y, mientras se tengan las ganas, hay que darle con todo”.

Recomendado para ti