tablero de control

La temperatura de funcionamiento de un motor

El motor es una máquina que trabaja a base de energía calorífica, así que el rango de temperatura tiene mucho que ver en su buen funcionamiento.

La temperatura que alcanza un motor puede llegar a los 300 °C o incluso hasta más, para que no suceda un exceso en la temperatura, los lubricantes ayudan bastante.

Antiguamente, el único refrigerante que se utilizaba en los motores era el agua. Incluso existieron vehículos refrigerados solo por aire. En la actualidad los fabricantes recomiendan un tipo de refrigerante exclusivo para tu motor.

La función del refrigerante es mantener una temperatura entre 85ºC y 95ºC, para un buen funcionamiento del motor, y lo hace de la siguiente manera.

Cuando el motor está frío, la temperatura del refrigerante se encuentra entre 10ºC y 20ºC, dependiendo del clima, y cuando lo ponemos en marcha, es capaz de alcanzar aproximadamente unos 300ºC en la cámara de combustión. Los metales fundidos con que el motor está fabricado le permiten soportar tal temperatura, aunque no por mucho tiempo.

Recomendado para ti