Con neumático pinchado

Lewis Hamilton ganó el GP de Silverstone con un neumático pinchado

El piloto de la escudería Mercedes se llevó la cuarta fecha del Campeonato Mundial de Fórmula 1 que se corrió en el Gran Premio de Silverstone.

La emoción se hizo esperar hasta el final, hasta la última de las 52 vueltas, y casi acaba con infarto general. En un desenlace dramático, Lewis Hamilton, piloto de la escudería Mercedes pasó un mal rato para apuntarse su tercera victoria consecutiva.

El inglés, que había dominado durante las primeras 51 vueltas, sufrió un pinchazo en la última vuelta y llegó a meta a tres ruedas, prácticamente arrastrando el coche, con el acoso de Max Verstappen, segundo.

Fueron los dos últimos giros lo mejor de un Gran Premio de Gran Bretaña muy previsible, dominado de cabo a rabo por los dos Mercedes, que se prometían el segundo doblete del curso. Sin embargo, Valtteri Bottas y Carlos Sainz, quedaron fuera del top ten.

La carrera, desde las primeras 10 vueltas, se fraccionó en dos mundos: la competición sin sombras ni amenazas en los primeros puestos, con Hamilton y su escudero Bottas, y por detrás, la pelea de los puntos, con Verstappen, Leclerc, Sainz, Ricciardo y Stroll, todos en menos de 10 segundos de distancia.