Tipos de disco de freno

Tipos de disco de freno

El material para fabricar los discos de freno es la fundición gris nodular de grafito laminar, porque garantiza una estabilidad de las prestaciones durante el periodo de vida de los discos. El disco puede ser macizo o con huecos, por donde circula el aire en forma de ventilador centrífugo.

Los discos de freno pueden ser:

Discos clásicos o macizos

Estos discos poseen una superficie de fricción sólida y lisa, no poseen ningún tipo de ventilación y son muy propensos a acumular calor, suciedad y tienden a cristalizar las pastillas. Tienen la ventaja de ser económicos de fabricar y como desventaja es que tienden a recalentarse impidiendo una frenada efectiva y a cristalizar las pastillas. Se doblan bajo el estrés continuo.

Discos ventilados

Los discos ventilados son como si se juntasen dos discos, pero dejando una separación entre ellos, de modo que circule aire a través de ellos, del centro hacia afuera, debido a la fuerza centrípeta. Con ello se consigue un mayor flujo de aire sobre los discos y por lo tanto más evacuación de calor.

Discos perforados

Los discos perforados aumentan la superficie del disco con las perforaciones y además llevan aire fresco a la pastilla del freno. Una perforación es como un pequeño túnel, las paredes del túnel sería el aumento de superficie capaz de disipar calor, además de cuando la perforación llega a la zona de las pastillas, llega con aire fresco que las refresca evitando el calentamiento en exceso. Normalmente se usan discos ventilados en vehículos de serie de media potencia. Para altas potencias se utilizan los perforados.

Discos estriados

Estos discos se podrían clasificar dentro de los "perforados" ya que la finalidad del estriado o rayado es mejorar la refrigeración de los mismos. El estriado tiene la función principal de remover el aire caliente y de limpiar la pastilla de polvo y crear una superficie idónea para el frenado, con la única desventaja que desgasta más rápido la pastilla en pro de una mejor y más efectiva frenada.

Discos cerámicos

Los discos de frenos Carbo-Cerámicos, tienen sus orígenes en la industria de la aviación, más tarde a principio de la década de los 80 se utilizaron en las competiciones de F1, actualmente algunos automóviles muy exclusivos y de altas prestaciones también los utilizan como el Porche 911 Turbo.

Están hechos de compuesto de Carbono en una base Cerámica para darle la resistencia tan alta a las temperaturas que estos operan. Los discos son de color negro (por el carbono) y cerámica como compuesto base, por eso a medida que se desgastan se desprende un polvo negro. Las pastillas que usan estos discos son también de carbo-cerámica o de carbono.

La principal ventaja de estos frenos es su bajísimo peso, su alto poder de frenado por la alta fricción y su gran poder estructural que evita roturas grietas y fallas a altísimas temperaturas. Pueden detener un vehículo de 320 Kms/h a 0 en menos de 30 metros
Su desventaja es su alto precio.

Recomendado para ti