Piloto Sergio Samaniego: “Hay que estar muy apasionado por lo que uno hace y rozar la locura”

La comunidad “Ruteros Perú”, liderada por el piloto Sergio Samaniego, junto a Total Energies, llevó a cabo una travesía hacia Chilca como parte de sus actividades para este 2022.

Un gran número de integrantes de esta comunidad tomó sus camionetas 4x2 y 4x4 y se echó a andar en esta aventura off road en Chilca. El punto de partida fue en un conocido grifo de la Panamericana Sur donde aprovecharon para llenar los tanques y prepararse para la travesía. La Panamericana Sur se llenó de estas camionetas que llevan el emblema de “Ruteros Perú” y de los recuerdos de las travesías que han realizado durante estos 10 años que tiene la comunidad.

Durante el evento hubo actividades off road en las dunas de Chilca donde los integrantes de la comunidad pudieron demostrar su destreza a bordo de las camionetas. Hubo competencias de circuito de tiempo, competencia de habilidades off road y un desafío ecoamigable gracias a Total Energies.

Y en medio de la adrenalina y las actividades del evento, conversamos con Sergio Samaniego, piloto y amigo de la casa quien nos contó sobre su experiencia en “Ruteros Perú”.

  • ¿Qué es lo que no puede faltar en la camioneta de un rutero?

Cada persona que viaja en la comunidad tiene una guía de lo que debe tener una camioneta sí o sí, partiendo desde el líquido de frenos, el medidor de presión, una compresora; son herramientas esenciales para el off road. Así como la eslinga con grilletes que te permite hacer rescate en la arena, si es que alguien queda enterrado. Esta eslinga se conecta en los ganchos delanteros o posteriores dependiendo sea el caso y la camioneta que lo va a rescatar lo jala.

Algo esencial también es contar con una compresora, que te permite inflar las llantas, “la mía es de 160 litros porque soy líder de la comunidad”.

  • ¿Cuál ha sido la aventura o anécdota más impactante que has vivido?

Han si varias, pero he tenido la suerte de poder participar con el equipo del Renault Duster Dakar Team de Argentina quienes me invitaron en 2018 a hacer asistencia desde afuera y viajé con ellos a Argentina para el Rally Dakar 2018. Pero hubo momentos en los que tenía que arreglármelas solo, tenía que ir por ejemplo a la cordillera de Bolivia a buscar el way point a altas horas de la noche.

  • Hay una frase que dice que los que corren el Dakar están locos, ¿qué piensas al respecto?

Hay que estar muy apasionado por lo que uno hace y rozar la locura. Comprometes mucho, son sueños muy difíciles de lograr. En el 2019 tuvimos la suerte de llegar hasta el podio, tuvimos un tropiezo grande, pero es parte de cuando uno se avienta a hacer cosas. El fracaso es parte de querer hacer cosas. Nosotros felices por todo lo que hemos vivido, no nos arrepentimos de nada.

Otra locura ha sido poder hacer las travesías internacionales con la comunidad. Lo más lejos que he ido con ellos ha sido Medellín, en Colombia. Fueron 7500 kilómetros durante 16 días. Y estuvimos con familias enteras y fue algo que hicimos con mucha pasión, no es un trabajo, es un vacilón, disfrutamos el tema de los fierros y lo disfrutamos más cuando lo recordamos. Lo más importante es sobre todo que te atreviste a hacerlo, saliste de tu zona de confort, subiste a tu camioneta con tu familia y viajaste por Sudamérica.

Recomendado para ti