Audi E-tron Eléctrico

Como ustedes están viendo, mi nuevo compañero, es el Audi E-tron 100% eléctrico y estoy aquí en el Audi Zentrum cargando esta SUV para poder ponerla a rodar. Voy a contarles sobre las baterías, infraestructura y la seguridad de este modelo que pasa a ser el primer SUV 100% eléctrico de la firma alemana.

Esta SUV fue presentada en 2019 en el Salón de Frankfurt y llega desde Bélgica. La potencia combinada de los dos motores eléctricos es de 402 caballos y el torque es de 664 Nm.

Diseño

Audi E-tron sigue las líneas características de los modelos de la marca alemana. Cuando observas sus detalles te das cuenta que ha sido inteligentemente diseñado, por la parte frontal vemos una parrilla más amplia y baja con barras verticales y no tiene entrada de aire porque no necesita de refrigeración, nos referimos a la parrilla singleframe, tenemos firmas lumínicas LED y cuatro elementos horizontales que es una característica identificativa de este tipo de modelos eléctricos.

Audi E-tron presenta un aspecto deportivo gracias a la línea del techo con caída hacia atrás. El diseño se complementa con un estilo más robusto. Por el lateral tenemos las tomas de energía en la parte delantera, espejos retrovisores abatibles eléctricamente, neumáticos con aros de aleación de 21 pulgadas y barras longitudinales de aluminio.

Por la parte posterior hay una barra de aluminio que cruza todo el ancho del modelo, hay ausencia de tubos de escape y luces LED.

Maletero

Los materiales aquí son de buena calidad, hay iluminación y la capacidad de la maletera es de 660 litros y abatiendo los asientos puede aumentar a 1725 litros. Al ser un vehículo eléctrico, vamos a tener más espacio debajo del capó y es que no tenemos el motor, la batería está debajo, aquí hay 60 litros de capacidad que de hecho suma. Tenemos el cargador eléctrico que se conecta en el punto de recarga que ENEL instala en tu domicilio. Esta carga dura un aproximado de 8 horas.

Interior

Puntualizar que no es algo que cambie respecto al equipamiento de otros modelos de la marca. El interior es similar a un Q7 o Q8 desde el cuadro de instrumentos, la consola central y la pantalla de infoentretenimiento. Los materiales son suaves al tacto, de buena calidad, diferentes texturas. Hay muy pocos plásticos duros, lo que sí veo es bastante negro piano, el cual se ensucia muy rápido, pero es un vehículo minimalista, se ha simplificado todo, prácticamente no tenemos botones.

En el cuadro de instrumentos que es de 12.3 pulgadas, tenemos el Audi Virtual Cockpit que tiene toda la información del vehículo, me gustan mucho los colores. Tenemos también la pantalla de infoentretenimiento con conectividad Apple Car Play y Android Auto con el Audi Drive Selection, con los diversos modos de manejo. Destacar que el E-tron tiene la suspensión automática adaptativa.

Me gusta también la luz de ambiente en el interior que puedes personalizar a tu gusto. Tenemos el sistema de aire acondicionado y en una tercera pantalla salen otros atajos para la pantalla de infoentretenimiento como el nivel de la batería, entre otros. Tenemos accesos hacia las cámaras, pero me hubiera gustado que haya una cámara 360. Tenemos una caja que no es convencional. El freno de mano es electrónico, hay espacios y entrada de 12 voltios y dos entradas de USB. Hay cargador inalámbrico y apoyabrazos central que es pequeño. En el timón tenemos paddle shift y es regulable en altura y profundidad. Encontramos un sunroof panorámico.

En la segunda fila el acceso es muy práctico, los materiales son los mismos que en la primera fila, hay una luz de ambiente, los asientos son de cuero, hay apoyabrazos central con un compartimento, me gusta que se hayan organizado bien los espacios. Hay una cortina y ganchos. Me extraña que no haya puertos USB.

Manejo

Ahora vamos a iniciar la marcha del Audi E-tron, el manejo no cambia mucho respecto a un vehículo de combustión, aquí sí todo es insonoro, hay que estar atentos al tablero para empezar con el manejo. Mencionar que aquí tenemos dos motores eléctricos que generan 402 hp y 664 Nm y su batería alcanza una autonomía de 436 km y la aceleración es de 5.7 segundos de 0 a 100.

Este modelo va ligero, la dinámica de conducción es buena, en curvas va rápido sobre todo por el peso que va debajo, la inclinación del chasis no se siente. La suspensión es neumática adaptativa con regulación electrónica.

Tenemos un modo sport en el cuadro de instrumentos, aquí veremos al E-tron entregar toda su potencia y torque. Tenemos también otros modos de manejo como el confort, individual y eficiente. Otro punto a señalar es que no se sienten los cambios porque no hay caja de cambios. La tracción es integral que te permite llevar este modelo por diversos caminos.

El proceso de recarga de la batería empieza apretando un botón para abrir la tapa que está encima del paso de rueda, por aquí podemos realizar la carga de corriente directa que genera 60 kw, cargando la batería al 80% en una hora y al 100% en aproximadamente tres horas. Hay un conector adicional en el lado del pasajero que es para una carga eléctrica, los tipos de corriente es monofásico y trifásico, este último dura 8 horas y media.

Al comprar un vehículo como este, tenemos que tener en cuenta cuánto tiempo vamos a manejarlo, qué uso vamos a darle. Para un uso urbano es muy recomendable un vehículo eléctrico, pero si vamos a hacer un viaje también podemos hacerlo pues hay puntos de recarga públicos en Lima y otras ciudades.

Precio

El precio de este E-tron que estamos manejando es de 99 000 dólares pero también hay una versión Sportback que está 113 000 dólares.

Seguridad

En materia de seguridad llega bastante bien equipado, hay tres niveles de asistencia a la conducción (máximo, intermedio y básico).

Recomendado para ti