Ford Maverick 2022

Hola amigos, bienvenidos al canal, ahora estoy probando un nuevo compañero, se trata de la nueva Ford Maverick, que regresa con fuerza y renace en una pick up, porque si recordamos este producto no es del todo nuevo que digamos.

Marca sus inicios en los años 70 con un vehículo deportivo y ahora miren una pick up con el ADN de raza fuerte de Ford y que además viene a ser la pick up de entrada de la marca pues ya contamos a la Ranger, la Raptor y la F-150. Esta es la versión Lariat, la más equipada, la que nos ha prestado Ford y es la que vamos a probar.

Para tener una idea exacta de dónde se encuentra esta Maverick, es más pequeña que una Ranger e igual que una Explorer. Sí, es una pick up diferente y se maneja diferente. Estamos frente a un motor ecoboost que entrega 249 caballos y un torque de 380 Nm. La transmisión es automática de 8 velocidades.

Ford ha configurado dos versiones, esta de aquí es la AWD con el paquete FX4. Ahora sí, empezamos esta reseña.

Diseño

Esta pick up que se lanzó a nivel regional en 2021 llega procedente de México para los mercados de la región y está construido sobre la misma plataforma del Escape y del Bronco. Y fíjense, pasó a tener este nombre de Maverick porque se deriva de la palabra rebelde relacionada a los animales salvajes. Maverick rompe con los prejuicios que se pueden tener con un vehículo de este segmento y esto vamos a analizarlo.

La primera impresión que causa es qué baja y larga es. Si entramos en detalles, algunos de sus competidores como la RAM 1000 o una Renault Duster Oroch, son más altas a simple vista, en líneas generales Maverick es más cuadrada de ángulos rectos. Por el frente tiene un diseño muy personal, lo primero que sorprende es la moldura que atraviesa toda la parrilla con una barra transversal cromada, es grande y se mete dentro de las ópticas que le da una sensación de robustez e imponente, aunque quizá a algunos les cueste acostumbrarse, pero es como el signo de identidad del Maverick. Las luces son diurnas de circulación también con tecnología LED, algo propio solo de esta versión tope de gama y los faros tienen una forma de C. En la parte baja los paragolpes son en plásticos negros y se destacan dos generosos y corpulentos ganchos de remolque en los extremos, la sensación es que todo queda muy cerca al piso.

Por los laterales, la vista de perfil es rectangular con ángulos y líneas rectas y bordes en negro tanto en la parte baja como en la parte superior, al lado de las ventanas viene como con un protector de superficie, después de eso todo es color de la carrocería. Además vemos un emblema que es una identificación que estamos en la versión Lariat, que es la más equipada y este sticker FX4 que señala que la Maverick tiene prestaciones off road intermedias. Los neumáticos son con aros de aleación de 17 pulgadas.

En cuanto a las dimensiones son las siguientes: de largo tiene 5.72 metros, de ancho tiene 2.12 metros, de alto tiene 1.74 metros. La distancia entre ejes es de 3 metros y el despeje libre al suelo es de 218 mm. En cuanto a la tolva, de largo tiene 1382 mm, de ancho tiene 1354 mm, de alto tiene 516 mm. Por la parte trasera continúan las líneas rectas, resaltando claro un diseño robusto con las luces a los costados, además cuenta con molduras de protección en los bordes superiores de los lados de la caja y la puerta trasera, además unos ganchos para sujeción de carga. Vemos el emblema AWD que señala que es una All Wheel Drive, el nombre de Maverick y una cerradura en el portón de la caja de carga.

Al analizar la tolva, debo decir que la puerta es un poco pesada, la capacidad de carga es de 613 kilos, no es de las más grandes de la categoría, de por sí es de las más chicas, pero la capacidad de arrastre es de 1814 kilos. El material es resistente, se nota que es de buena calidad y de fácil mantenimiento, tenemos ganchos y unos compartimentos para llevar cosas adicionales.

Interior

Una de las cosas que me gusta de esta Maverick es que tienes el ingreso sin llave, puedes programarlo y configurarlo, hay una especie de códigos y sin tener la llave, acordándote de la numeración puedes abrir la puerta.

Ya adentro, por el frente vemos rasgos que nos recuerdan al interior del Bronco. Hay mucha similitud, miren los materiales y tratamientos, y algo que tengo que rescatar de Ford es que no tiene un diseño predecible. Aquí rompe con lo establecido, rompe con los esquemas, a mí me gusta mucho esta propuesta, veo materiales, texturas y tratamientos de buena calidad, algunos plásticos rígidos, pero no son de mala calidad y todo está muy bien organizado. Vamos a encontrar compartimentos por todos lados, miren esta consola central que está en la parte baja  y a mí me parece que está bien, hay infinidad de compartimentos. Hay un apoyabrazos central y la armonía en cuanto a los materiales es el ideal. Vemos detalles y gráficos junto a los controles, todo es eléctrico.

El botón start stop lo encontramos en la parte baja, aquí tenemos una pantalla digital de 6.5 pulgadas que tiene toda la información del vehículo, el volante es forrado en cuero sintético con los mandos para interactuar con el sistema de infoentretenimiento y el control crucero. Hasta este punto tengo que mencionar que la pantalla es de 8 pulgadas, táctil y con este sistema de infoentretenimiento que es propio de Ford que es el SIM 2.5, de hecho yo esperaba que fuera más actualizado, tiene conectividad con Android Auto y Apple Car Play. Tenemos la climatización con alcance hasta la segunda fila, dos puertos USB, control de descenso, autohold y también los modos de manejo. El volante es regulable en altura y profundidad. Hay iluminación LED y un botón para encender la luz de la tolva.

En la segunda fila de asientos los materiales son iguales que en la primera fila. Hay tres apoyacabezas, anclajes Isofix, dos puertos USB y no he encontrado una salida de aire acondicionado. Hay también compartimentos para poner revistas y ganchos.

Manejo

Bien, ya estamos manejando la nueva Maverick que llega con este motor Ecoboost ya conocido de Ford de 2.0 litros que entrega 249 hp y 380 Nm de torque con una caja automática de 8 velocidades, ahora la estamos llevando por carretera y va bien pese a su peso que es más de dos toneladas. Ahora la llevo a 100 km/h y no tienes que revolucionarla tanto, la verdad es que me gusta cómo va de suelto. La transmisión es automática de 8 velocidades. Hay una buena relación entre la caja y el motor. Algo que me ha sorprendido es que la conducción ha ido muy bien pese a su radio de giro. Los modos de manejo ayudan mucho en la conducción tanto para carretera como para trocha.

Seguridad

En temas de seguridad, esta Maverick llega con el paquete Ford CoPilot 360 que llega con otras asistencias de suma importancia para el conductor, el asistente de pendientes, frenos ABS y EBD, etc.

   

Recomendado para ti