Paddon temió perder la segunda plaza en el Power Stage

El neozelandés inicio la especial de 15 kilómetros de Värmullsåsen con una buena ventaja en la segunda plaza, pero llegó a la meta con su coche humeando vapor y con el tablero de instrumentos lleno de señales de advertencia.

“Fue probablemente uno de los peores tramos de mi vida”, ha comentado Paddon. “Me pareció muy difícil correr estando en tierra de nadie, sin nada que ganar y todo que perder. Mis trazadas eran malas, cometí muchos errores y después recorté en una curva y me llevé un poste de madera que había en el interior”.

“No creía fuese a ser un problema, normalmente no lo sería, pero debido al peculiar ángulo de impacto hizo un agujero en el radiador. Puede que no demostrarse inicialmente una gran preocupación. Pero nunca es bueno que salga vapor y el agua del coche, fue un alivio cuando vimos un pequeño agujero y pudimos solucionarlo”.

Tras reparar la fuga, Paddon llegó al podio de llegada a 90 km en Karlstad, llenando el sistema de refrigeración con una botella de champán. Con este resultado, el neozelandés es cuarto en el campeonato de pilotos empatado a puntos con su compañero de equipo Dani Sordo y brindó el segundo podio consecutivo a Hyundai, que ahora está a sólo cinco puntos de los líderes de Volkswagen.

“Me sorprendí a mí mismo con el segundo puesto, es bueno para el equipo y nos mantiene en la pelea por el campeonato de marcas”, ha añadido.

“Es alentador también para el futuro. Sabemos que el coche nuevo va a seguir mejorando y que ahora puedo pilotar mucho más rápido. También aprendí más sobre Sébastien y por qué el siempre ataca por los puntos en el Power Stage. Creo que tener ese objetivo le hace mantenerse concentrado”.



Copyright © 2009 - 2019 Nitro! es marca registrada de Visual Art. Todos los derechos reservados.