Caja de cambios automática vs manual
Caja de cambios automática vs manual

Caja de cambios mecánica vs automática: ¿Cuál es mejor?

La caja de cambios de un vehículo es primordial para que pueda circular, sin embargo, siempre existirá la incertidumbre de cuál tipo de transmisión es mejor.

Según Luis Bautista, jefe de soporte técnico de maquinarias de Derco, las diferencias básicas entre una caja de cambios automática y una mecánica son que “la caja automática no utiliza embrague, las más modernas hacen sus cambios electrónicamente, dependiendo de la exigencia del motor y a partir de eso se calcula cuándo hacer el cambio”. Además, agrega que “las más antiguas funcionaban de manera centrífuga, mientras iba aumentado esta fuerza, también lo hacía la del motor y se pasaba a un cambio superior”.

Por otro lado, el experto explica que “la caja mecánica siempre va a ser más eficiente que una automática, sea cual sea. La caja manual cuenta de una conexión mecánica, que hace que siempre tenga la máxima eficiencia o las mínimas pérdidas del cigüeñal”.

Sin embargo, las cajas automáticas también tienen ventajas, por ejemplo, las tradicionales tienen un convertidor de torque, que es un elemento hidráulico, que permite que el motor siga moviéndose mientras la salida de la caja está parada.

En cuanto al mantenimiento, lo básico en ambas de caja de cambios, es el cambio de aceite, aunque no es el mismo tipo de aceite en los dos casos. “El aceite en la caja de cambios mecánica el más viscoso, mientras que en el automático es un aceite más líquido”, explica Luis Bautista.

Los periodos de mantenimiento en los dos tipos de caja son muy similares, aunque es más frecuente en las automáticas. Además, es recomendable, cada 150 mil km de recorrido o cuando se repare el motor, cambiar los sincronizadores en el caso de las mecánicas.

La desventaja de la mecánica es que cuando no sé es lo suficientemente bueno con el embrague, esta se puede ver perjudicada, por ejemplo, cuando no se pisa bien el embrague y de todas maneras se quiere hacer un cambio a la fuerza, a veces se doblan los sincronizadores y en el peor de los casos hasta se rompe un diente de la caja.

Los conductores elegirán el tipo de caja de cambios que más les convenga, cuando compran un vehículo, ya sea por comodidad, facilidad en el manejo o por simple costumbre. Los dos tipos de caja siempre son solicitados y están presentes en todos los modelos nuevos de las diferentes versiones de las marcas.

 

Recomendado para ti