Volante de inercia
Volante de inercia

¿Cómo detectar la avería del volante de inercia?

El volante de inercia forma parte del sistema de transmisión y tracción, es la que se conecta o acopla con el embrague.

Es una rueda dentada, bastante pesada está hecha generalmente de fundición o acero, se coloca en el extremo del cigüeñal cerca de la caja de cambios, se monta utilizando unos tornillos auto frenables, que van descentrados para evitar errores en el montaje.

Cuenta con una entrada, que es la parte fundamental para la transmisión de la fuerza, la volante de inercia no solo almacena la energía cinética que ayuda al movimiento alternativo del motor, absorbiendo y cediendo energía, sino que también conecta a través del embrague la potencia del motor con las ruedas.

en los motores diésel modernos, el volante de inercia se encarga de amortiguar las vibraciones generadas por el motor, por lo que, si cuando pisa el embrague para cambiar de marcha, notas unas fuertes vibraciones en el pedal y cuesta mucho poner las velocidades, lo más seguro es que esté fallando el volante de inercia. También puede ser síntoma de avería si escuchas un ruido al pisar el embrague con el motor en marcha en punto muerto y el coche parado.

El volante de inercia se puede estropear también a causa de un calentón excesivo del embrague, por ejemplo, haciéndolo patinar innecesariamente, o por apurar demasiado el disco del embrague.

Recomendado para ti